Artículo: El Ocaso de Index y las opciones de Atlus


Atlus, la compañía responsable de Shin Megami Tensei, está en problemas. Podréis pensar que es debido a sus bajas ventas o a baja calidad de sus productos. La realidad es que en los últimos años han tenido más beneficios que nunca, tanto económicos como de aceptación de prensa y usuarios, que los valoran ya hoy como unos maestros del rol japonés, e incluso han conseguido publicar su primer juego en español, Catherine, y vienen de camino otros como Shin Megami Tensei IV o el futuro Persona 5. Entonces, ¿por qué están en una tesitura complicada? El motivo tiene nombre y apellidos, y se llama Index Corporation.

Esos señores, antiguamente llamados Index Holdings, son un conglomerado de empresas japonés que reúne desde revistas de anime, contenidos multimedia, infraestructuras móviles y, como no, la compañia Atlus (y su filial de distribución Atlus USA), que adquirió en 2006, cuando todo iba viento en popa. No obstante, en los últimos años han saltado a la luz casos de corrupción de altos directivos de la compañía que, sumados a la complicada crisis económica japonesa (en la que llevan inmersos bastante más tiempo del que se puede suponer, agravada por el terremoto que supuso el desastre de Fukushima), han llevado a Index a la bancarrota y a la subasta de todos sus activos, iniciada a primeros de mes. Y Atlus es el caramelo más jugoso de todo el paquete.

Para poneros en situación, Atlus es una desarrolladora de videojuegos veterana, concretamente de la ya mencionada franquicia Shin Megami Tensei (y sus subsagas, como Persona, analizadas anteriormente en el blog) y otras como Etrian Odyssey, Trauma Center, Radiant Historia o Kartia The World of Fate, habiendo lanzado sus juegos en sistemas tan dispares como Playstation, Game Boy, SNES o incluso Virtual Boy, además de tímidos acercamientos a PC o Xbox. Su principal campo de acción es el JRPG.

También es, al mismo tiempo, distribuidora tanto en Japón como en América (con su filial Atlus USA desde 1991) de juegos de muchas compañías, como Lufia, Riviera The Promised Land, Yggdra Union, Growlanser, Luminous Arc, o la responsable de la publicación del aclamado Demon´s Souls de From Software en América. En Europa opera con acuerdos de distribución con Ghostlight o NISA al no tener filial propia en el continente, y generalmente en tiradas muy reducidas, en inglés, pero con cuidadas ediciones.

Como podemos observar, no estamos hablando de cualquier cosa, sino de una compañía que ofrece juegos muy personales, filosóficos y que ahondan en temas que muchas desarrolladoras dejarían de lado (la muerte, los dilemas morales, los sentimientos o incluso la religión y los demonios), además de publicar en occidente experiencias que pocas compañías se atreverían a traer por aquí (suyo fue el riesgo asumido al traer Demon´s Souls, un juego nicho japonés, a las PS3 americanas, o abrir hueco a un simulador de cirujía como Trauma Center). Pese a su buena salud, su destino está ligado al de Index, y son el activo por el que más dinero pueden sacar, en una subasta que ahora mismo está teniendo lugar y que debería resolverse a finales de este mes.

¿Cuales son sus novias? Los últimos rumores han situado a Sega Sammy Holdings como una de las más fuertes pujadoras de un total de 20 candidatos, entre las que se encuentran algunas deudoras de Index, siendo precisamente Sammy a la que más dinero deben. No creo que haga falta presentar a la compañía del erizo, que forma parte de otro conglomerado empresarial que opera, entre otras cosas, en el negocio del pachinko (máquinas tragaperras) y que adquirió a Sega cuando ésta renunció a seguir en el negocio del hardware con Dreamcast por sus dificultades económicas, fortaleciendo la marca muchísimo a día de hoy en torno a Sonic, su acuerdo con Platinum Games (que ha dado luz a juegos como Madworld, Bayonetta o Vanquish) y los RTS en PC.

Sega ha hecho recientemente adquisiciones como Relic (Warhammer 40.000) para reforzar su negocio de PC, y una posible compra de Atlus le daría acceso a todo un catálogo de JRPGs, con una de las sagas más potentes del país del sol naciente, para poder rivalizar un poco más con Namco Bandai en ese aspecto, junto a sus licencias ya poseídas como Phantasy Star o Skies of Arcadia, si bien el motivo más fuerte para la adquisición no es otro que invertir adecuadamente en la deuda que Index tiene con ellos (y Atlus es un embargo justo y positivo para Sega Sammy).

El mayor agravante es que Sega no apuesta mucho por traer experiencias nicho (como Shining Force o Hatsune Miku) y ha abandonado sus operaciones de distribución en Europa, lo cual podría dificultar la llegada en físico de los juegos de Atlus (pese a que supongo que el acuerdo con NIS se respetaría). No obstante, es una de las opciones menos malas en el sentido de que Sega es una compañía de tradición bastante japonesa, y una de las mejores editoras de PC, que quizá abriera la puerta a la llegada de juegos de Atlus a compatibles.

Nintendo también ha sonado bastante, y hay indicios para pensarlo, como el crossover SMT X Fire Emblem, el hecho de que Atlus solo esté lanzando juegos para Nintendo 3DS, y que no se termine de concretar la plataforma de Persona 5. Incluso Nintendo distribuye juegos de Atlus en América y la está tratando de manera preferencial con ofertas de Club Nintendo (lo cual implica quiza que estén coqueteando con la compra). El principal agravante que tiene esto es que Atlus perdería su independencia y solo podría lanzar juegos en sistemas Nintendo, cosa que dejaría a los fans que tiene en Playstation (donde Persona es una saga exclusiva hasta ahora) sin más entregas en el futuro.

Además, es de sobra conocida la naturaleza de los juegos de Atlus, que no se cortan un pelo a la hora de mostrar cosas oscuras y escabrosas (en Persona 2 aparecía Hitler incluso, y hay algunas muertes grotescas) ni ahondar en lo más profundo de la mente de las personas. Tampoco creo que Nintendo, tan centrada en ofrecer experiencias familiares, fuera a tolerar la madurez de los juegos de Megaten sin meter tijera con la censura (aunque, por ahora, en los SMT lanzados en sus sistemas, Mara, un demonio con forma de miembro reproductor masculino, no ha sido recortado).

Con Sony (que no ha sonado tanto como las otras) tendríamos exactamente el mismo problema, si bien conseguiría reforzar el flojo catálogo de JRPGs first que tiene la compañía japonesa, que desde los fracasos de White Knight Chronicles se ha apoyado en Namco Bandai y sus Tales of o Gust y su Atelier para reforzar sus exclusivas third del género (con la honrosa excepción de Demon´s Souls, una IP que parece que volverá en PS4, si bien no es JRPG puro al uso).

También las exclusivas de Sony son de un corte bastante más maduro que las de Nintendo, y Atlus podría encajar bien en su filosofía (Sony apuesta mucho por asumir riesgos, véase juegos como Puppeteer o Journey, que apelan a audiencias minoritarias), pero los fans que tienen sus sagas en Nintendo (SMT, Trauma Center y Etrian Odyssey, las dos últimas exclusivas) se perderían las futuras entregas si llegasen a hacerse. Personalmente, pese a preferir yo una Atlus en Sony, creo que no es buena opción que deje de ser una compañía third.

No obstante, con Persona 4 Golden se ha visto que la compañía se desenvuelve muy bien con el hardware de Vita, y su motor clásico de PS2 se adapta como un guante (y lo conocen realmente bien), lo cual podría ayudar a Vita con bastantes exclusivas roleras, más el uso de Atlus USA para traer a América otros JRPG. No es un mal negocio, pero eso dejaría a una Atlus exclusiva de Playstation que a los usuarios de Nintendo no les gustaría en absoluto.

GungHo, que quizá resulte tan desconocida para todos, es una opción que llama bastante la atención y convence a muchos que están enterados del mundillo japonés. Para poner en situación esta compañía especializada en lo online se ha convertido en un gigante con mucho dinero para gastar tras el éxito de Puzzle & Dragons, un juego social de rol publicado en las plataformas móviles (un mercado en pleno auge en todo el mundo), incluso preparando una entrega ampliada para 3DS (Puzzle & Dragons Z) en un futuro próximo que huele a pelotazo al nivel de Monster Hunter.

Su historial de compras recientes incluye a Grasshopper Manufacture (Lollipop Chainsaw) o un acuerdo con Game Arts, y contamos en sus juegos la franquicia Ragnarok (con una última entrega, Odyssey Ace, de camino a USA de la mano de XSeed). Es una compañía nicho, y eso significaría que los juegos de Atlus seguirían llegando con cuentagotas y en inglés en Europa, pero mantendría su independencia como con Sega. No obstante, es una compañía muy atípica, y no sabemos qué podría pasar con Atlus en sus manos. No suelen desarrollar muchas cosas en consolas HD (de hecho, solo tienen un juego en PS2, todo lo demás en portátiles) y tienen un amplio margen de negocio con MMORPGs (algo que Atlus con SMT Imagine ya ha explorado antes).

Namco Bandai es otra de las opciones que resultan atractivas y para mí sería la que dejaría contento a todo el mundo manteniendo la independencia third de la compañía. Una compañia que se está esforzando muchísimo en traer juegos como One Piece Pirate Warriors 2 o Tales of Xillia que apelan a audiencias minoritarias, y tiene una genial política de cara al usuario, con variedad de sagas e incluso distribuyendo juegos minoritarios como Toki Towa (en Europa lo trajo NIS). Les ha costado traducir los juegos, y quizá eso no ocurriese con SMT, pero al menos llegan en grandes ediciones.

Shin Megami Tensei y Tales of, dos de las mejores sagas de JRPG de Japón, parte del Big 5 que suponen junto a Final Fantasy, Dragon Quest y Pokémon (si bien la de Atlus es la más débil de los 5 en cuestión comercial) bajo el mismo paraguas sería un movimiento brutal de cara a consolidar a Namco Bandai como potencia del JRPG, además de que sus juegos llegan asiduamente a Europa y se garantizaría una gran distribuidora en USA como es Atlus para traer muchos juegos nicho que tienen en Japón, como Digimon World RE:Digitize o Idolm@ster.

Otra de las últimas novias no tiene que ver con videojuegos, y es J Trust, otro conglomerado empresarial que compraría Index al completo. Qué supondría eso para Atlus es desconocido, pero su orientación hacia el mercado móvil no sería algo que a mi me cause buenas sensaciones y espero que acabe en manos de una compañía de videojuegos. Aunque si hablamos de candidatas poco atractivas, hay muchas incógnitas en esos 20 pujadores.

Konami no ha sonado en absoluto, y viendo que Suikoden está olvidado dudo que Shin Megami Tensei les interese lo más mínimo. Nada se ha dicho de la vieja reina del rol, Square Enix (que con Atlus reforzaría con mucho talento su maltrecho apartado JRPG en sobremesa), y el nombre de Capcom, otra potente desarrolladora japonesa (que no obstante tiene sus sagas de rol relegadas al móvil), tampoco ha hecho ruido en las pujas (ni estuvieron tampoco en otras grandes, como la de THQ).

Microsoft dudo bastante que esté entre ellos, pues Atlus solo les serviría para reforzar mínimamente su posición japonesa y de distribución en USA (algo absurdo siendo Microsoft un gigante allí, no necesitando de una nicho para vender), ya que en occidente ni mueven hardware ni casi software (Catherine ni llega al millón y es su mayor éxito).

Partiendo de la base de que la marca Xbox está ninguneada en Japón (Vita está cerca de superar a 360 en ventas totales allí, y de hecho una semana de ventas de la portátil suma el total de unidades ANUALES de este año de Microsoft), no tendría ningún sentido que la compañía de Redmond comprase Atlus, salvo que fuera para fastidiar a sus rivales, y esas chiquilladas no existen en las empresas cuando hay millones de por medio.

Tampoco veo a compañías como EA o Crytek pujar por una nicho como Atlus que no tiene nada que ver con su filosofía de mercado (no pegan nada compañías centradas en mercadear y hacer dinero con una Atlus que es puro trabajo artesanal). Tecmo Koei es otra que no ha hecho nada de ruido pero tendría sentido, pues su margen de maniobra es básicamente JRPGs nicho (Agarest, Atelier, Cross Edge…). Algo parecido ocurre con NIS, que también tiene una distribuidora muy importante (y además tiene un acuerdo con Atlus para traer sus juegos a Europa, empezando con Persona 4 Golden el pasado febrero).

Como ya he dicho, que la comprase Sony no me vendría mal al tener todos sus sistemas, pero sería tan perjudicial como que la adquiriese Nintendo en el sentido de que una parte de los jugadores se verán obligados a perder unas sagas que les gustan en los sistemas que poseen (y no todos quieren comprar una consola por dos o tres juegos). No veo a mucha gente dispuesta a comprar Wii U o PSVita para disfrutar de las sagas de Atlus.

Por ello, creo que Namco Bandai, por tratar el rol como se merece estos últimos años, es la apuesta más segura para los jugadores, siendo el resto, al menos para mi, incógnitas que no se si alterarían su margen de maniobra o excepcional filosofía. Sea como sea, Atlus ya ha dicho que el año que viene cumple 25 años y no va a parar de desarrollar, por lo que su salud está garantizada, para alegría de aquellos que realmente saben lo que estos magos del desarrollo son capaces de hacer.

Gracias por tu tiempo, y por leer el artículo.

Un saludo.

Anuncios

Acerca de JC_ADX

23. Psicólogo y escritor. Autor de las novelas Memorias de un Oscuro Deseo e Hija del Agua. Creador del blog Hobbie Street. #YNWA Ver todas las entradas de JC_ADX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: