Artículo: El fin del culebrón de Atlus


Se acabó uno de esos culebrones silenciosos del verano que la mayoría de los videojugadores desconocerán, pero que para aquellos que conocen a la “víctima”, saben que era realmente importante para el futuro de una de las compañías más talentosas del JRPG. Como ya comenté en un artículo anterior, Atlus, creadora de sagas como Shin Megami Tensei o Etrian Odyssey, estaba en problemas por la bancarrota de su compañía matriz, Index Digital Media, que había entrado en una subasta donde hasta 20 compañías pujaban por adquirirla, ya fuera a trozos o completa.

Muchos nombres, y algunos realmente peligrosos para los intereses de los jugadores que, según el comprador, podían ver como las sagas de Atlus, o dejaban de ser multiplataforma para ser exclusivas (si la compraba Sony o Nintendo), podían caer en unas manos inexpertas y muy centradas en otros mercados, o incluso convertirse en una desarrolladora de móviles si caía en unas avariciosas. Muchos momentos de tensión con fecha límite Noviembre, pero que se han resuelto mucho antes y con un desenlace que, si bien no es quizá el ideal, si que es tremendamente positivo para los jugadores.

Sega Sammy Holdings ha sido finalmente la que se ha llevado el gato al agua por unos relativamente asequibles 105 millones de euros por Index entera. Por si alguien no la conoce, es la compañía que resultó de la fusión de la veterana Sega, dueña del famoso erizo azul Sonic, destruída y arruinada por los fracasos de Saturn y Dreamcast, y Sammy, compañía notoria por el negocio de las máquinas tragaperras de Pachinko y Panchislot, únicamente con gran calado en Japón. Desde entonces, vimos la reconversión de ésta en third party y la llegada de sus sagas a muchos lugares, quizá con una calidad menor que su pasado.

Sin embargo, la Sega actual no tiene para nada una mala posición, especialmente en el mercado de PC, donde el estudio Creative Assembly, con su saga Total War, Sports Interactive, con Football Manager, o Relic, con la de Warhammer 40.000 (reciente adquisición tras la quiebra de THQ) la hacen ser una de las editoras más importantes de compatibles, especialmente para los amantes de la estrategia y la gestión, ya que las sagas Total War, Warhammer y Football Manager son la referencia de ese género, muy profundos en opciones y ambientación.

En consolas, como ya sabemos, su mayor activo es la saga de Sonic The Hedgehog, aunque también se ha arriesgado siendo la distribuidora de muchos de los juegos de Platinum Games, con la que tienen un acuerdo del que ha nacido Bayonetta, Madworld, Anarchy Reigns, Vanquish o Infinite Space, y ahora, en colaboración con Nintendo, Bayonetta 2 y The Wonderful 101. Es decir, que la apuesta por juegos de bajo interés comercial por parte de Sega ha existido en los últimos tiempos.

Aunque no las explote tanto como nos gustaría, también es dueña de las veteranas franquicias de rol Shining Force y Phantasy Star, algo de lo que Atlus podría echar buena cuenta, si bien de ello hablaremos posteriormente en este artículo. Entre su cartera de IPs poco explotadas están también la legendaria Shenmue, House of The Dead, Virtua Fighter, Shinobi, Nights, Crazy Taxi, y otras más vistas como Super Monkey Ball y Virtua Tennis. También tiene otras licencias más cercanas al público japonés bajo su ala, como Hatsune Miku, Yakuza (que ha venido asiduamente a estas tierras hasta que el 5 no apareció), Valkyria Chronicles o Sakura Wars. Como podemos observar, su cartera de IPs es tremendamente variada.

¿Y por qué doy un repaso a esto? Todo viene del acuerdo final entre Sega Sammy e Index para la compra de la segunda, que se incorporará como un tercer activo dentro de la compañía, llamado Sega Dream Corporation (Sega es uno, y Sammy el otro), funcionando como lo ha estado haciendo hasta ahora, es decir, con su desarrollo independiente y su distribución habitual (ya que Sega era una de las principales editoras de juegos de Atlus en Japón, algo que ha beneficiado la compra), pero teniendo la posibilidad de interaccionar con otras partes de la compañía. Se reestructurará lo adquirido, pero la parte de Atlus permanecerá intacta.

Esto significa que Sega puede hacer uso de las IPs de Atlus, entre las que se encuentran Shin Megami Tensei, Etrian Odyssey, Catherine  o Trauma Center, para publicar, entre otras cosas, juegos de móviles, de consolas y/o contenidos para sus propios juegos (tipo trajes de Persona para el Phantasy Star online). Sammy, por su parte, puede hacer uso de las IPs para usar su imagen en sus máquinas de Pachinko, como ya hace con las de la propia Sega. Algunos pueden llevarse las manos a la cabeza con estas cosas, pero entonces vamos a la otra parte de la ecuación.

Y es que, si Sega así lo quiere, puede ceder sus IPs a Atlus, como ya ha hecho con otras adquisiciones suyas, tipo Hardlight Studio (creadores de Sonic Dash para iOS), y aprovechar el tremendo potencial de JRPGs que estos tienen para, por ejemplo, crear un nuevo Shining Force, o incluso darles la posibilidad de trabajar en la saga Valkyria Chronicles, ya que Atlus tiene mucho ganado en el subgénero S-RPG. También puede servirse de la tremenda capacidad de distribución en Japón y América de la compañía del erizo para que sus juegos lleguen más asiduamente, o incluso aprovechar la infraestructura de Atlus USA para traer a América juegos que nunca salieron de Japón, como Valkyria Chronicles 3, Yakuza Kenzan, o Yakuza 5.

En Europa, la cosa es diferente, porque Sega cerró hace poco sus canales de distribución aquí, llegando a un acuerdo con Koch Media (que trae también los juegos de Final Fantasy) para ello. Atlus, por su parte, firmó antes de la adquisición un acuerdo con NISA para la misma actividad (habiendo empleado también los servicios de Ghostlight en el pasado). Y esto nos lleva a otro de los puntos de la ecuación, ¿a qué sistemas llegarán los juegos futuros de Atlus?

En principio, y dicho en palabras del presidente de la propia compañía de Jack Frost, sus operaciones continuarán como hasta ahora y tienen relativa libertad para seguir desarrollando como ellos crean conveniente, solo que ahora responden ante Sega Sammy de sus operaciones y éstos pueden otorgarle trabajos y recursos adicionales, por lo que las oportunidades económicas de Atlus podrían multiplicarse. En una carta abierta en su web, también agradecieron el apoyo de los fans y reafirmaron que seguirían trabajando tan duro como hasta ahora.

Tampoco es nada desconocido que Sega ahora mismo tiene muy buenas relaciones con Nintendo, habiendo firmado un acuerdo de tres juegos exclusivos de Sonic para Wii U (Sonic Lost World, Sonic & Mario en los Juegos Olímpicos y un tercero no desvelado), y la propia Atlus últimamente solo saca sus juegos en 3DS (Shin Megami Tensei IV, Devil Summoner Soul Hackers, Etrian Odyssey IV, Etrian Odyssey Millenium Girl…), más esa colaboración SMT X Fire Emblem para Wii U que pienso que no caerá en saco roto.

Y esto me lleva a lo más importante. Esta cercanía que ambas compañías tienen con Nintendo, más la noticia anterior de que la plataforma de Persona 5 sería una sorpresa, no me hacen dudar en absoluto que dicho juego pudiera salir en Wii U. Tampoco creo que Sega se vaya a pillar los dedos y deje de desarrollar en otras (de hecho, van a lanzar un Yakuza para PS4), por lo que yo supongo que Atlus no alterará su política de “picar en todos lados”, aunque ahora 3DS le resulte lo más rentable.

También se puede dar un escenario muy negativo donde Atlus solo desarrolla para móviles y sus trabajadores de incorporan a otros estudios de Sega, pero las anteriores adquisiciones han sido tratadas con un tremendo mimo, y en ese sentido la de Index es quizá la apuesta más fuerte económicamente en la compra de un estudio más todos los contenidos que incluye, por lo que sé que, de un modo u otro, van a saber aprovechar lo que Atlus tiene que ofrecer: grandes IPs, muchísimo talento, una gran potencialidad de distribución en USA,  y el cariño de los jugadores que la conocen, mantenga su nombre o lo cambie por Sega Dream.

A mi gusto, creo que Sega era la “opción neutral”, siendo quizá Namco Bandai más atractiva por su tradición en JRPGs, estando Sega muy coja en ese género, en el que desarrolla muy pocas cosas. Pero al menos es una third party de gran potencia en el mundo y mucha tradición, aunque no sea ni la sombra de ese gigante del hardware de los 90, su situación ahora dista mucho de ser mala: cuentan con muchas IPs de gran calidad y variedad, un importante trozo del mercado de PC (que podría abrir camino a Atlus en ese sentido) y una buena tradición de adquisición de estudios. Qué deparará el futuro es desconocido, pero al menos, ha trascendido algo positivo: Atlus y su magia seguirán aquí, sea de una u otra forma.

Gracias por tu tiempo, y por leer este artículo.

Un saludo.

Anuncios

Acerca de JC_ADX

23. Psicólogo y escritor. Autor de las novelas Memorias de un Oscuro Deseo e Hija del Agua. Creador del blog Hobbie Street. #YNWA Ver todas las entradas de JC_ADX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: