Análisis: Minecraft Story Mode


Análisis Minecraft Story Mode

A estas alturas, es imposible negar el impacto que ha tenido Minecraft en el mundo de los videojuegos. Lo que comenzó como una humilde “alpha” de un juego de PC de la compañía indie Mojang, la cual nos proponía encarnar a un humano que debía sobrevivir en un mundo pixelado de bloques empleando su ingenio para construir a partir de los materiales que encontrase edificios, ingenios, o herramientas, siendo básicamente una “caja de arena” donde la creatividad del jugador define su experiencia, se convirtió, gracias a lo original y sencillo de su propuesta, en todo un fenómeno que hizo de oro a sus creadores, además de ser indirectamente responsable de la gran irrupción del fenómeno de los “youtubers”, uno de los primeros “Early Access” tal y como son hoy en día, y el juego principal de millones de nuevos jugadores hoy en día.

Gameplays, Walkthroughs, las convenciones MineCon, juegos de cartas, peluches, colaboraciones con miles de compañías en forma de skins para el juego, ventas e ingresos millonarios…Minecraft es un auténtico fenómeno de masas que, pese a que ha intentado ser copiado por unos y vilipendiado constantemente por otros, se ha mostrado sólido y exitoso a lo largo del tiempo en todo sistema que salió (desde el PC, donde poco a poco se iba ampliando, dio el salto a Xbox 360 y a móviles, y posteriormente ha pasado por todos los sistemas Playstation, tablets o  Xbox One), valiendo a Notch, principal responsable del juego, la compra récord de su estudio por parte de Microsoft, y un futuro tan prometedor como al principio.

No es de extrañar que una saga de este tipo tuviese más pronto que tarde su primer spin-off, lo cual ha venido de la mano de Telltale Games, una compañía sobradamente conocida en el mundillo por la realización de un tipo muy particular de videojuego, mezcla de experiencia narrativa con pequeños toques de aventura gráfica, contando entre sus trabajos con licencias tan conocidas como Monkey Island, Jurassic Park, The Walking Dead (la cual los consagró), Borderlands o Juego de Tronos. Minecraft Story Mode surgió prácticamente de la nada y por sorpresa, y despertó ciertas dudas, ya que era la primera licencia de Telltale que se basaba en una saga sin historia alguna, lo cual abría la puerta a la creatividad de sus guionistas, siempre limitados por los universos pre-establecidos que manejan.

Minecraft Story Mode nos presenta así la historia de Jesse, un constructor (o constructora, puesto que podemos elegir su género y apariencia entre varias alternativas) que está preparando, junto a su cerdo-mascota Reuben y sus amigos Olivia y Axel, un proyecto de construcción para el torneo anual EnderCon (una suerte de “parodia de la MineCon), el cual premia la originalidad, trabajo y complejidad de los distintos equipos de “Miners”. El problema de esto es que el equipo de Jesse es, literalmente, el peor de todos año tras año, y deben luchar para no sumirse en el pesimismo y sucumbir a las burlas del resto de competidores, como el equipo estrella de los Ocelotes.

El mundo que nos presenta esta aventura comienza con un pequeño prólogo que pone en duda la veracidad de las leyendas, transmitidas de generación en generación hasta que se convierten en una exageración o mentira…salvo una de ellas, la de la Orden de la Piedra, un grupo de cuatro amigos talentosos en distintas ramas de la construcción de Minecraft (como los mecanismos automáticos, los explosivos, o equiparse para el combate) que desafiaron a un temible dragón oscuro, liberando la tierra de la amenaza. Años después, siguen en las mentes de todos, incluyendo la de Jesse, un gran admirador de dicho grupo.

Determinado a conseguir la victoria, especialmente tras conocer que uno de los integrantes de la Orden conocería al equipo ganador personalmente, decide esforzarse al máximo por sorprender en la EnderCon de este año. Sin embargo, pronto veremos que no estamos ante una simple historia de superación, sino que, en las sombras, comienza a surgir una amenaza aún desconocida que podría amenazar de nuevo el mundo…uno que ya no cuenta con la Orden de la Piedra para protegerlo.

Debemos tener en cuenta algo antes de enfrentar Minecraft Story Mode, especialmente si ya hemos disfrutado aventuras anteriores de Telltale. La mayor parte de la audiencia que juega Minecraft es gente joven, en torno a los 12-14 años, y el tono y atmósfera de esta aventura está claramente orientado a ellos. Los personajes, aunque gozan de cierto trasfondo y una caracterización digna de la compañía, no son tan profundos o ricos como podría ser Clementine de TWD o uno de los viciados personajes de cuento de The Wolf Among Us. Sus motivaciones son algo más básicas, aunque tendrán interacciones muy en la línea de Telltale, por lo que no se las echará de menos.

Tiene también mucho mérito como han conseguido construir un universo perfectamente coherente, no solamente en términos de guión, personajes y ritmo de trama, sino también adaptado a la realidad de Minecraft y a sus lógicas internas, que a los aficionados al juego de Mojang resultarán todas familiares, e incluso replicables en el juego original si tienen tiempo y paciencia. Se ha respetado totalmente la estética y los materiales del juego, y se vale de ellos para presentar situaciones muy originales (aunque no demasiado elaboradas argumentalmente) que garantizan tanto intensidad como variedad. El juego apuesta por la intriga para mantener la atención del jugador, por lo que la trama, a pesar de no ser tan densa, no se hace aburrida en ningún momento.

Para entendernos, si las otras aventuras de Telltale están en la línea de las series de televisión para un público adulto (como The Walking Dead o Juego de Tronos, que no se cortan en mostrar asesinatos, desangramientos o situaciones moralmente cuestionables), Minecraft Story Mode apuesta más por ser una serie juvenil de acción con muchos tintes de humor y misterio, además de contar con una fidelidad a su universo de origen realmente amplia. Pese a ello, no renuncia a presentar algunas situaciones de crudeza emocional, interacciones coherentes entre sus personajes (que los alejan algo de los estereotipos que parecen a simple vista) y un intento por convertir un universo sin historia alguna en algo sólido.

Mucha gente dijo en su momento que Telltale estaba ante una prueba de fuego con esta nueva apuesta, ya que partía de cero para el guion (algo que se les ha criticado algunas veces, ser muy dependientes de las licencias y no tanto de su propia originalidad). Con el asesoramiento de Mojang, y teniendo en cuenta el grueso de la audiencia de jugadores de Minecraft, creo que la compañía ha creado justo el proyecto adecuado para triunfar: una aventura narrativa que ofrece todas las señas de identidad que han tenido hasta ahora, creando de la nada un universo que podría tener perfecto sentido para sus fans, y que además ofrece una muy buena idea de las posibilidades de construcción del original a través de las situaciones que presenta.

Es cierto que no está exenta de ciertos problemas, y es que, aunque mantiene cierta intriga, muchas de las situaciones son algo que ya se ha visto en muchas otras series de acción juvenil o películas de este género, y los personajes, aunque tienen sus momentos, no dejan de ser estereotipos al servicio de la trama general, siendo difícil empatizar con ellos. Si se ha jugado ya a otras propuestas de Telltale, Minecraft Story Mode no cuenta con la crudeza emocional de The Walking Dead o el retorcido ingenio de Tales from the Borderlands, pero sí con un ritmo bastante ameno y un gran atractivo para los fans de Minecraft, capaces de ver la aplicación práctica en una historia de muchas de las cosas que ellos mismos habrán creado anteriormente.

Por supuesto, no podemos olvidar que, más allá de desarrollar la trama, esta clase de experiencias se caracterizan principalmente por la capacidad que tenemos de escoger nuestro propio camino a partir de elecciones. Contamos con toda una amplia gama de diálogos que nos dejarán escoger (normalmente con un límite de tiempo) hasta un máximo de 4 opciones, las cuales alteran el resultado de lo que vemos en pantalla, a veces drásticamente, y otras apenas modificando algún diálogo puntual. Por ejemplo, si amenazamos a un carnicero con la espada, Jesse luego presumirá de este hecho, o si contradecimos a otro personaje, nos lo recordará posteriormente si por tomar la decisión equivocada lo pasamos mal.

Minecraft Story Mode es un paso adelante en este sentido para Telltale, ya que el episodio 2 es dramáticamente distinto en función de una de nuestras elecciones en el anterior (algo que, según la lista de trofeos, parece que no ocurrirá de nuevo en esta serie). Para los que ya han disfrutado anteriormente juegos de esta compañía, bien sabrán que el guion no suele variar dramáticamente en función de nuestras decisiones, cambiando apenas el final o situaciones muy puntuales, pero sabe camuflarlo bien en el devenir de la historia, pudiendo incluso animar a la rejugabilidad optando por otras opciones de diálogo diferentes. El hecho de que el episodio 2 “Se Requiere Asamblea” sea diferente en función de ello, considero que es la dirección a seguir.

En el momento de realizar este texto, solo se han publicado en PS3 los dos primeros capítulos (“La Orden de la Piedra” y “Se Requiere Asamblea”). Si se adquiere la versión física de Badland, los futuros capítulos se vinculan al disco y no al usuario, mientras que tendremos también la opción de comprar digitalmente el pase de temporada. Al contrario que otras aventuras de la compañía, ha habido poca separación entre la publicación del episodio 1 y 2, pero se desconoce si es algo excepcional o una norma para esta aventura (quizá de cara a la campaña navideña). Una vez esté la trama al completo, se ampliará el análisis para cubrir los acontecimientos de los demás capítulos (ya que no siempre mantienen el mismo nivel unos con otros, pudiendo ser los siguientes cualitativamente superiores a los primeros).

En lo referente al plano jugable, el que se acerque a una aventura de Telltale debe saber que no va a encontrar ni dificultad ni profundidad en este campo. Morir es una anécdota, y las secciones donde controlamos a Jesse se limitan a movernos por algunos escenarios cerrados donde hay algunos objetos con los que interactuar, los cuales resuelven la secuencia. En otras ocasiones, nos veremos envueltos en QTEs que requieren pulsar, bien un botón direccional, o bien uno de acción (en el caso de PS3, pulsaciones repetidas de X o únicas de los otros). También estaremos en pequeñas secuencias de acción con espada o arco, donde contaremos con un medidor de salud y tendremos que medir (poco) los tiempos.

Como novedad respecto a otros juegos, contamos con la posibilidad de “craftear” distintos objetos del universo Minecraft a través de sus materiales y las recetas del juego original, si bien es también un guiño puntual más que una constante en el desarrollo. Construir un arco, un repetidor, una espada…será posible, y veremos cómo se explotan sus posibilidades en la trama. Para aquellos que no tienen idea del universo del juego y, por tanto, no saben cómo crear nada, se ofrecen las recetas correspondientes para que no resulte una experiencia frustrante. Al contrario que otras aventuras gráficas, no hay prácticamente puzles o se limitan a ser “coge objeto A y llévalo a B” salvo una excepción en el episodio 1 con unas palancas. El principal atractivo de estos juegos siempre es la historia.

Gráficamente es totalmente fiel al Minecraft original, resultando reconocibles entornos como el Netherworld, enemigos como los Creeper, comportamiento de objetos como el gel slime, o la composición de materiales exacta de cada edificio. Es por tanto un videojuego que no es artísticamente espectacular (no es una seña de identidad de Telltale), pero que cuenta con algunos problemas de rendimiento, al menos en PS3, con caídas de frames notorias, sobre todo en los espacios más abiertos y tras los guardados automáticos. La expresividad facial de los personajes, un avance respecto al original de Mojang, es bastante limitada, y a veces no es coherente con la situación (Jesse puede estar hablando con un NPC y reírse chulescamente sin venir a cuento).

El apartado sonoro tiene sus altibajos, pero la presencia de algunas canciones notables y un doblaje al inglés de calidad profesional, como acostumbra esta compañía, logran salvar los muebles. Sí debo destacar negativamente un hecho que no es poco habitual en Telltale, y es un problema con los subtítulos (traducidos al español neutro). El género de Jesse está invertido en todas las conversaciones, y en ocasiones saltarán diálogos en inglés, o incluso en portugués (siendo más notorio en la parte de Ellegaard del episodio 2), lo cual, si no se comprende lo que dicen las voces, puede hacer que el jugador se pierda durante unos instantes o no sepa qué responder. Hay también algunas palabras con una traducción extraña (“halar” en vez de “tirar”) pero es algo que no es inusual en los juegos de Telltale (no por ello excusable).

En lo referente a la duración, el episodio 1 se supera en dos horas aproximadamente (no hay apenas opción de contenido secundario, así que la duración debería ser la misma para todos) y el episodio 2 en hora y media (si bien, al contar con dos alternativas, si queremos ver ambas necesitaremos 3 horas). Lo normal en una aventura de Telltale es que, una vez completa, alcance las 10-11 horas de duración, ampliable gracias a (si existen) la posibilidad de ver el resto de finales o, en este caso, otras alternativas de trama. Al contrario que en otras ocasiones, no tiene un “platino gratis”, puesto que hay algunos trofeos de oro en algunos capítulos que requieren acciones muy concretas del jugador.

En definitiva, Minecraft Story Mode es la aproximación del estilo narrativo de Telltale a un tipo de historia más orientada al público joven, sin perder por el camino sus señas de identidad, aunque algo diluido en favor de un tono argumental más distendido. Ofrece una trama con cierta intriga, pinceladas de profundidad que agradecerán los veteranos, y una gran fidelidad al universo Minecraft que sus aficionados disfrutarán, viendo como todos los elementos que han usado una y otra vez cobran vida y sirven de utilidad para componer una historia que dista mucho de ser una marabunta de cosas sin sentido, como muchos auguraban, aunque sí es cierto que no son el paradigma de la originalidad.

El fan de Minecraft que se acerque a este juego, tendrá que tener en cuenta que se aleja considerablemente del juego original. Será principalmente un testigo de una historia en el universo que tanto ha disfrutado, pero no tendrá ocasión de influir en él más allá de lo que Telltale ha dispuesto. El crafteo, la exploración, los diálogos…todo aparecerá cuando el guión ha determinado que lo haga, lo cual, para alguien acostumbrado a la libertad total del juego de Mojang, puede resultar chocante. Por tanto, la mejor forma de disfrutarlo es tomárselo como una serie basada en su juego favorito, ya que si espera una jugabilidad al uso, podría decepcionar.

Quizá no sea la aventura ideal para aquel que disfruta de historias más profundas o adultas, adoleciendo de problemas como personajes estereotipados, una falta de crudeza respecto a otros juegos, o algunas situaciones predecibles o demasiado exageradas, pero sí es bastante recomendable para pasar el rato, especialmente si te gusta la forma de planear esta clase de experiencias narrativas de Telltale, y sobre todo si eres fan de Minecraft, ya que disfrutarás de un enfoque distinto al habitual, con una calidad narrativa bastante destacable y una original forma de explotar este universo. Si esto era un reto para Telltale, lo han superado con bastante solvencia.

Gracias por tu tiempo, y por leer el artículo.

Un saludo.

(Versión Analizada: PS3. Copia de prensa facilitada por Badland Games.)

Anuncios

Acerca de adx94

19. Estudiante de 2° de psicología en la UAL. Autor de la novela Memorias de un Oscuro Deseo y el blog Hobbie Street. Moderador de @MeriStation Ver todas las entradas de adx94

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: