Análisis: Lapis x Labyrinth

analisis lapis.fw

La variedad en la industria de los videojuegos es algo fundamental. En muchos momentos, lo que se denomina “industria triple A” puede resultar agotadora por la repetición constante de conceptos e ideas de diseño hasta el hartazgo, variables según aquello que es comercialmente viable en cada momento. Ahora tocan battle royales y juegos servicio, como antes tocaban mundos abiertos vacíos o disparos en primera persona. Igualmente, esta tendencia tiene lugar en muchas ocasiones en los indies (con el exceso de puzles de plataformas), si bien la variedad es mucho mayor como para ser homologable a la situación de la insostenible y asfixiante rama AAA. Por ello, la presencia de un perfil de juegos a medio camino entre ambos, de rango medio e intenciones más humildes, siempre ha sido necesaria, y en ocasiones incluso capaz de dar lecciones a los aparentes líderes creativos y comerciales de este hobby.

Nippon Ichi Software es probablemente un buen ejemplo de este tipo de desarrolladora. Los japoneses, desde el inicio de su andadura, han sabido imprimir en sus obras una buena dosis de identidad y creatividad a partes iguales, siendo peculiares incluso dentro de Japón. Asumiendo mayores o menores riesgos (unos que, como ahora, los sitúan en una posición económica delicada) nadie puede decir que sus juegos dejen indiferente a nadie, mezclando conceptos ya existentes de formas imprevistas, o llevando más allá géneros con poco atractivo comercial para los triple A, y con demasiada complejidad para llegar a buen puerto en lo indie. Obras como Disgaea, que tienen pocos rivales a nivel de diseño SRPG, o proyectos más humildes pero originales como The Princess Guide.

Sigue leyendo “Análisis: Lapis x Labyrinth”

Análisis: Ni no Kuni 2 Revenant Kingdom

analisis ni no kuni 2.fw

Studio Ghibli es una compañía de animación que, sin duda alguna, tiene un lugar especial en el corazón de muchos. Durante más de 30 años, han demostrado de sobra que la palabra “magia” se quedaba incluso corta para definir la calidad de sus producciones, cargadas de encanto, cierta inocencia, y mensajes capaces de llegar a todas las edades. Por otro lado, Level 5 ha tratado de plasmar un espíritu similar en el campo de los videojuegos. En sus inicios allá por inicios de siglo ya trataron de diferenciarse presentando sistemas de juego originales y diferentes a todos los demás actores del género del rol, y en la época contemporánea, cuando Japón estaba severamente cuestionada en términos de calidad frente a sus homólogos occidentales, orientaron sus esfuerzos a un nuevo público, el infantil, que les ha puesto definitivamente en el mapa gracias a franquicias como Yokai Watch o Inazuma Eleven, con juegos accesibles pero con diversas capas de profundidad para apelar a los veteranos.

Dos compañías con una pretensión similar en distintos ámbitos cuya unión no resultó extraña allá por 2011, cuando decidieron lanzar al mercado en Japón el videojuego Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca, el cual llegó a nuestras tierras dos años después para PS3. Si bien no podía considerarse perfecto dentro de su género, su impacto en medio de una generación donde se repetía constantemente el mantra de la decadencia de Japón y más concretamente del rol fue indudable. La producción de Level 5 tenía todas las señas de identidad que ya habían comenzado a nutrir en sus licencias infantiles, pero también toda la experiencia desarrollando JRPGs en Playstation 2. A ello, se sumó la mano experta de Ghibli para dar forma a una historia cargada de sentimientos, moralejas, viajes por tierras mágicas y un enfoque accesible, el cual es probablemente el que más le lastraba de cara al fan del género de toda la vida.

Sigue leyendo “Análisis: Ni no Kuni 2 Revenant Kingdom”

Análisis: Digimon Story Cyber Sleuth

analisis digimon cyber sleuth

Digimon no ha tenido un camino de rosas en la industria de los videojuegos. La franquicia nació allá por el lejano año 1997 de parte de Akiyoshi Hongo y Bandai (ahora Bandai Namco), apenas un año después de surgir el fenómeno Pokémon, si bien el origen de esta saga se encuentra específicamente en una variante del Tamagotchi llamada V-Pet. Desde entonces, y especialmente desde la emisión de su primera temporada en el anime, Digimon Adventure, alcanzaron una cierta popularidad, siendo vistos en cierto modo como “rivales” de Pikachu y compañía, al haber muchos elementos comunes entre ellos, especialmente las criaturas capturables capaces de evolucionar.

Sin embargo, mientras Pokémon se convertía en un fenómeno mundial en todo espectro, el éxito de Digimon se encontraba fundamentalmente en su anime y su merchandising, ofreciendo en los videojuegos una gran cantidad de altibajos, así como a una tendencia de ventas descendente, en parte motivada por esa calidad variable de los productos ofrecidos. Tras algunos juegos en la consola portátil Wonderswan, el mayor éxito de Digimon en consolas llegó con el lanzamiento de PSX y la primera entrega de la franquicia World, donde se adaptaban las mecánicas de crecimiento del V-Pet a una historia de rol, que en mi caso particular es además el primer videojuego que disfruté en un televisor.

Sigue leyendo “Análisis: Digimon Story Cyber Sleuth”