Análisis: Tearaway

Qué importante es tener la ilusión viva en las cosas que haces. Si no está presente, simplemente te terminas convirtiendo en un fantasma que avanza un día tras otro sin ninguna motivación. Coleccionando éxitos y fracasos, conociendo buenas y malas personas, pero no influyendo en nada en tu vida, todo pasando de forma impasible, fría, objetiva, impersonal. Y eso me lleva a pensar en cuando era un niño y empecé en esto de los videojuegos, hace ya tantísimos años, con una Game Boy Color y Super Mario Bros Deluxe. No importaba nada de lo que el juego representase. Simplemente me hacía disfrutar. Feliz durante un tiempo. Sin necesidad de ser complejos, lograban llegar de alguna forma a un niño.

Sigue leyendo «Análisis: Tearaway»