Análisis: Cyberdimension Neptunia

analisis cyberdimension neptunia.fw

Dentro de las franquicias de videojuegos japoneses de corte más minoritario, la saga Neptunia es, sin lugar a dudas, una de las más reconocibles, si bien no tuvo un inicio sencillo. Su primera entrega, lanzada en el año 2010 en PS3, tenía una calidad cuanto menos cuestionable, con multitud de fallos y errores de diseño que la penalizaron enormemente en la crítica. Sin embargo, partiendo de ese punto tan bajo, Compile Heart e Idea Factory, las principales responsables de la saga, fueron poco a poco, dentro de sus limitados medios, perfilando la experiencia, logrando la suficiente estabilidad para granjearse un reducido pero fiel público y la suficiente notoriedad para expandirse en multitud de entregas.

Para una franquicia que no cumple aún una década de existencia, sin duda ha sido enormemente prolífica, con cuatro juegos de la rama principal, cuatro remakes (los cuales, personalmente, creo que son de lo más destacable) y siete spin-offs (ocho si contamos Super Neptunia RPG, que llegará a finales de 2018). En general, todos ellos se han movido en una horquilla consecuente con los medios y la pretensión del estudio con la saga, pasando de auténticos desastres como Producing Perfection a un juego capaz en ciertos aspectos de acercarse a JRPGs mayores como es Megadimension Neptunia. El principal nexo común, y a mi juicio principal atractivo de la saga, es el estilo desenfadado de su historia, plagada de guiños al mundo de los videojuegos y distintas formas de entretenimiento, personajes con muy buena química entre ellos y, en general, mucho humor.

Sigue leyendo “Análisis: Cyberdimension Neptunia”

Artículo: Destiny, ¿el gran fracaso de Bungie?

Si hay un videojuego que ha levantado un auténtico polvorín en los últimos tiempos, es sin duda alguna Destiny, el cual parecía destinado a convertirse en —parafraseando a Apple cuando presenta un producto revolucionario— “The Next Big Thing”, el referente para todo aquel que viniese detrás, marcando la pauta de cómo se deberían hacer a partir de ese momento los FPS o las experiencias online. Centenares de premios y prometedores avances, así como ilusionantes versiones previas este verano mantenían el hype por las nubes.

Sin embargo, llegó el lanzamiento del juego, y con él, la decepción. Los primeros análisis —que vieron la luz después de salir el juego debido a que la prensa no poseía copias para ello, en una inteligente maniobra de Activision — revelaron que, si bien Destiny era un muy buen juego, estaba realmente alejado de ser una experiencia perfecta, con muchas inconsistencias e irregularidades en múltiples aspectos que derrumbaron toda la maquinaria montada a su alrededor. La gran revolución se quedaba en una buena idea mal ejecutada, un triunfo comercial, pero un relativo fracaso como videojuego. ¿O quizá ha sido mal entendido y juzgado de forma anticipada?

Sigue leyendo “Artículo: Destiny, ¿el gran fracaso de Bungie?”