Análisis: Entwined

La generación que nos ha dejado ha sido testigo de múltiples cambios, tanto en la forma de entender como de diseñar los videojuegos, abriendo una puerta, inicialmente de forma tímida, a eliminar el prejuicio de que nuestro medio no puede ser arte o, al menos, ser capaz de trasmitir algo más que tomar el control de unas determinadas mecánicas. Esta nueva forma de entender los juegos ha traído el nacimiento de una serie de títulos que yo me atrevería a considerar parte de un nuevo género, algo muy difícil cuando ya todo parece inventado y solo puede perfeccionarse.

Este nuevo género de títulos ya ha pasado en otras ocasiones por el blog, en forma de análisis de obras como el superlativo Journey o el original The Stanley Parable. El denominador común de todos ellos es que renuncian a determinados aspectos que parecen consabidos en un videojuego, como la dificultad o la complejidad jugable, en pos de llegar a aquel que toma los mandos a través del apartado artístico, de transmitir un mensaje a través de un desarrollo simple, pero muy medido, en muchas ocasiones abierto a la interpretación del jugador.

Sigue leyendo “Análisis: Entwined”

Anuncios