Análisis: Final Fantasy Tactics A2 (Por @Xehanort_KH)


Llega una nueva colaboración para el blog de Xehanort_KH, en esta ocasión, de un juego que lleva jugando todo el mes de Julio y Agosto, hasta prácticamente finalizarlo al 100%, y ha querido analizar para vosotros. Como ya sabéis, sus textos y valoraciones son íntegramente suyas, consistiendo mi labor en estos textos en realizar la introducción, el apartado de Nota y la conclusión, así como correcciones y adaptaciones de formato al texto para que queden adecuados para Gamefilia. He recibido vuestros comentarios y lo bien que valoráis sus intervenciones, siendo otro estilo de análisis diferente al mío, por lo que en el futuro seguiremos colaborando.

En este caso, llega con Final Fantasy Tactics A2, un juego perteneciente a la subsaga del mismo nombre, nacida en PSX con una entrega bastante seria y adulta, que fue remakeada en PSP con el nombre War of The Lions. Con la llegada de GBA, Square Enix decidió apostar por un renacimiento de la franquicia con un diseño y un tono mucho más afable y menos oscuro, pero no por ello perdiendo complejidad, resultando Advance un gran juego para la pequeña portátil de Nintendo. Este juego que nos ocupa es su continuación, tomando lugar en el mismo universo, Ivalice,  y conservando lo que hizo grande a su antecesor, ampliándolo y ofreciendo novedades gracias a la doble pantalla, resultando en uno de esos grandes juegos que Square Enix ha dado en NDS, siendo una de las mejores thirds de la portátil. Sin más que añadir, os dejo con Xehanort para sumergiros en este peculiar mundo.


¡Hola a todos! Vuelvo una vez más para apoyar el blog de mi amigo AgumonDX con uno de mis análisis. Esta vez toca un spin-off de una de las sagas más conocidas del mundillo: Final Fantasy. El juego en cuestión es el SRPG llamado Final Fantasy Tactics A2, de Nintendo DS y, como siempre, tengo una anécdota relacionada con este juego respecto a cómo lo conocí, así que os la voy a contar para dar buen ambiente.

Mi primer contacto con un SRPG fue con el primer Fire Emblem, el de GBA hace escasamente un año porque realmente no me llamaba mucho la atención este género, pero decidí probar algo nuevo. La primera impresión fue muy buena, eso de tener que controlar a tus personajes en un tablero como si fuese una partida de ajedrez pero con las ventajas de un RPG despertó en mí una curiosidad muy grande, tanta que decidí jugar a aquel juego que me recomendó un amigo hace mucho tiempo (“Tienes que jugar a FF Tactics A2 que es un juegazo” decía…) así que con ese pensamiento en la cabeza decidí empezar uno de los Final Fantasy a priori desconocidos para la mayoría de jugadores ocasionales.

Sin más dilación, aquí tenéis mi análisis

HISTORIA

La narrativa de este juego se centra en Luso, un escolar que va a empezar sus vacaciones de verano pero que por un giro del destino es absorbido por un libro mágico que lo lleva a otro mundo. Este mundo se llama Ivalice. Una vez allí conocemos a Cid, el líder del Clan Galima, que nos ayuda a luchar contra nuestro primer obstáculo en este mundo desconocido. Junto a él, tendremos que buscar la manera de volver a nuestro mundo y desentrañar el misterio de ese libro mágico.

A grandes rasgos, ésa es la historia de ese Final Fantasy. Lo bueno es que de camino, podemos realizar tareas secundarias que enriquecen la experiencia con varias subtramas ya sea ayudando a los Moguris a defender su pueblo, enfrentarnos a organizaciones extranjeras e incluso a descubrir el pasado de personajes importantes que de otra forma no podríamos averiguar.

A causa de estas subtramas, tendremos la posibilidad de conocer a personajes de lo más variopintos, desde un Moguri que canta sus aventuras,  hasta un miembro de la familia real que es un mujeriego y que además es amigo de dos amigos muy especiales de un determinado Final Fantasy numerado. El argumento principal en sí mismo no es nada del otro mundo, pero gracias a esas subtramas hacen que el conjunto sea algo de lo más entretenido.

GRÁFICOS

Técnicamente no es de lo mejor de Nintendo DS, y sus escenarios con más bien pequeños, aunque bien detallados. El punto más fuerte de este Final Fantasy es el diseño de los personajes. Al tener tantos personajes y tan diferenciados entre sí da lugar a diseños de lo más inspirados y creativos. Desde Moguris hasta Nu Mous pasando por Vieras (más adelante explicaré cada uno) nos encontramos con un diseño de personajes “cartoon” que no tiene nada que envidiar a los de la saga principal, si bien deja a un lado el estilo oscuro y maduro que tuvo Tactics en sus inicios.

Por otro lado, aunque he comentado que sus escenarios son pequeños, también son variados así que tampoco es algo tan grave en un título de estas características. Los fondos brillan por su ausencia, los escenarios están “flotando” por lo que la mayoría de las veces el fondo será un cielo o será oscuro si luchamos en cuevas. Si bien no es la crême de la crême en cuanto a calidad técnica, destaca en la creatividad a la hora de presentarnos los elementos jugables.

SONIDO

Como todo Final Fantasy que se precie, lo mínimo exigible en alguno de sus títulos es una banda sonora notable (o al menos lo veo yo así). ¿Cumple este FF con los estándares? Tengo que decir que sí, que el trabajo de Hitoshi Sakimoto, compositor de juegos como Mushihimesama, Gradius V, Tactics Ogre (lanzado en PSP hace poco tiempo), Lord of Arcana, y parte de las composiciones de Final Fantasy XII, entre muchos otros, está totalmente a la altura.

Y muchos más temas memorables. Creo que no exagero cuando digo que posiblemente tiene una de las mejores bandas sonoras de la saga. Realmente disfrutas con ella a lo largo de las horas por ser tan variada.Evidentemente, hay que decir que por capacidades técnicas, el juego no cuenta con un doblaje como tal o grandes efectos de sonidos, pero la genial OST lo suple por sí misma. A la altura de lo mejor de la saga.

JUGABILIDAD

Y llegamos al núcleo del juego, lo que hace decidirnos si realmente este juego merece la pena o no, si divierte o no… ¿lo consigue? Ahora lo vemos. Por una parte, está lo que es el juego en el tablero. Al principio de cada combate podemos distribuir a nuestras unidades por donde queramos en un espacio del terreno y así poder planear la estrategia a seguir. Nuestro movimiento en el escenario de juego viene determinado tanto por el tipo de escenario (hay algunas partes con distintos niveles de altura) como por la capacidad de las unidades (algunos pueden avanzar más, otros menos…). En este sentido no representa una innovación respecto al resto de SRPG’s, la mayoría son así.

Otro de los aspectos a tener en cuenta, y quizás el más importante, es el sistema de juego basado en los jobs. Nos encontramos con distintas razas de personajes como Humes, Nu Mous, Viera, Seeq, Gría, Bangaa o Moguri. Cada raza, puede desempeñar varios oficios llegando a tener hasta más de 70 oficios diferentes… ¡70! Las posibilidades que puede dar tal cantidad de oficios es inmensa en el campo de batalla.

Por cada oficio podremos aprender determinadas habilidades (determinadas por el tipo de equipamiento que llevemos, como en Final Fantasy IX por poner un ejemplo) y una vez que las dominemos podremos usarlas aunque nuestro oficio sea diferente. Por ejemplo, con un Hume podemos ser Yojimbo y además de usar sus habilidades, usar las habilidades de Mago Blanco. Podemos “equipar” hasta dos oficios.

Como comenté antes, hay oficios de todo tipo, desde oficios dedicados a la magia como Mago Blanco, Mago Azul, Mago Verde, Mago Rojo, Ilusionista, Ocultista… hasta oficios de contacto como Luchador, Gladiador, Defensor, Templario, Yojimbo… pasando por Arqueros, Cazadores, Malabaristas y hasta Domador de Chocobos. Un abanico inmenso de habilidades y de oficios para que podamos adoptar una estrategia adecuada a nuestros gustos. Decir también que dependiendo de cada raza podremos desempeñar unos oficios u otros.

El máximo de unidades que podremos tener en nuestro clan es de 24, 6 en batalla. Podría contar más cosas de los oficios y sus posibilidades, pero no acabaría nunca y os aburriría así que voy hablar sobre el desarrollo en combate. Como comenté en anteriores líneas, tenemos nuestras unidades en el escenario de batalla y dependiendo de la misión que tengamos que cumplir, el objetivo será distinto (puede ser derrotar a todos los enemigos, derrotar a uno solo, buscar materiales…) y nuestra pericia al mover las unidades será crucial para poder atacar y también defender…

Como incentivo, al trabajar en un clan seguimos las leyes de un juez. Dicho juez protege al clan y nos recompensará al acabar una misión sin infringir la ley que imponga (dichas leyes son variadas, desde no bajar de x Puntos de Salud a No atacar por la espalda e incluso a restricciones de movimiento). Si conseguimos cumplir sus expectativas nos dará premios adicionales como armas, objetos o materiales pero si fallamos vienen los problemas.

El juez desaparecerá y a partir de ese momento cualquier unidad que caiga en el transcurso de la batalla no podrá volver al terreno de juego ni siquiera usando Cola de Fénix o Lázaro. Tendremos que evaluar las consecuencias de nuestros actos y actuar con cabeza si no queremos infringir las leyes y complicarnos la batalla.

Otro aspecto a analizar es el desarrollo de las misiones.  Dichas misiones primero se tienen que aceptar en la taberna y luego cumplir en un tiempo determinado (viene mostrado en días). Los días van pasando cada vez que cambias de zona, así no es recomendable aceptar muchas de golpe si no estás seguro de poder cumplirlas, porque si fallas tendrás que esperar un tiempo antes de poder aceptarla de nuevo (puedes aceptar 15 a la vez como máximo).

Las misiones principales son 12, no son muchas si tenemos en cuenta la amplitud del juego pero es prácticamente imposible no tener ganas de completar las secundarias, cuyo número asciende a 288 misiones, casi nada. Completar el juego dependerá en gran medida de las misiones secundarias que completes. A mí personalmente el juego me duró unas 80 horas tras completar unas 230 misiones. Quería alargar el juego en medida de lo posible. Por otro lado, para completar el juego necesitaréis por lo menos un nivel 50 con 6 unidades, así que no os quedará más remedio que completar secundarias a cascoporro.

En cuanto al mapa en el que se desarrolla la historia, noes un mapamundi al uso como en los FF clásicos. El mapa se divide en zonas, las cuales tienen distintos puntos de interés donde se desarrollan las misiones. También, dependiendo de la época del año saldrán eventos como monstruos que nos atacan de repente o peticiones para entrar en nuestro clan. Además, dependiendo de la zona podemos encontrar un pueblo en el que conseguir nuevas misiones, comprar cosas en la tienda e incluso participar en subastas de territorios.

Si queremos completar todo lo que nos brinda el juego, podemos superar fácilmente las 100 horas. Como dato, decir que yo jugué en dificultad Normal pero tiene otra llamada Exigente. Todo esto nos ofrece Final Fantasy Tactics A2. Básicamente, una jugabilidad exquisita a prueba de bombas.

EXTRAS

Una vez completemos la historia principal, tenemos la opción de seguir jugando antes de enfrentar al Final Boss con el añadido de algunos elementos, que esencialmente son más misiones de mayor dificultad. Podríais pensar que entonces tras completar la historia no hay alicientes para seguir jugando; nada más lejos de la realidad. Curiosamente el hecho de que tenga pocos extras es bueno, porque ya te han ofrecido todo durante el transcurso del juego, por lo que realmente no hace falta mucho más.

Aún así, tenemos un par de misiones en las que es necesario estar al máximo nivel para superarlas (como las Torres) y por ello ya merece la pena seguir jugando. Llegar al nivel 99 con 6 unidades fácilmente puede disparar el tiempo de juego a más de 150 horas. Para ello, podremos repetir las misiones secundarias que ya hemos completado, aparte de las nuevas que nos ofrecen, claro.

No es una fiesta de extras, pero tampoco hacen falta después de lo que te ofrece el juego en su desarrollo normal. Y encima nos ofrecen más.

CONCLUSIÓN


Nos encontramos con un RPG estratégico de los buenos, muy completo y un más que digno Final Fantasy aún siendo un spin-off, cosa que le da aún más mérito. Un imprescindible, de Nintendo DS, imprescindible para todo fan de los RPG’s y SRPG’s y un imprescindible para todos aquellos jugadores habituales. Es cierto que técnicamente no es el más puntero o su trama no es la más memorable, pero el conjunto completo es lo suficientemente bueno como para resultar divertido. Es muy fácil jugar e invertir horas sin darte cuenta, y esa es una virtud que no puede pasarse por alto.

NOTA

Historia: El juego no tiene una trama asombrosamente rompedora, pero juega bien con el universo y los personajes para ofrece algo suficientemente interesante para hacernos continuar. Tiene un tono afable y amigable alejado en parte de los FF más maduros, pero sigue manteniendo los elementos reconocibles y se toma en serio en todo momento. (8)

Gráficos: Es un juego en 2D y realmente no es de los que explotan el potencial de la máquina. Lo mejor que tiene es su variedad de escenarios y el diseño de personajes cartoon, pero realmente no hablamos de un juego técnicamente complicado. Sus animaciones tampoco son especialmente elaboradas, y no es un apartado que sea crucial para juzgarlo. (7.5)

Sonido: Una de las bandas sonoras memorables de la saga y quizá lo mejor del conjunto. Sus efectos de sonido no son quizá los mejores, pero la música logra alcanzar un nivel superior que en nada desmerece a las entregas principales. Algo habitual en los compositores de FF. Un gran trabajo de Sakimoto. (9.5)

Jugabilidad: Fácil de controlar, difícil de dominar. El juego, como todo SRPG, presenta una complejidad y una cantidad de opciones abrumadora a la hora de combatir. El añadido del juez y sus limitaciones hacen de los combates algo más variado, y la curva de dificultad se adapta perfectamente al jugador. Muchas clases y tipos de unidades y una gran cantidad de elementos de controlar hacen de este SPRG una referencia. (9.5)

Otros: El juego dura un mínimo de 50 horas y hasta 120 si realizas el 100%. Realmente sus misiones secundarias no son numerosas y no ofrece muchos alicientes, si bien alcanzar el porcentaje total del juego es una tarea complicada. Lo poco que tiene lo aprovecha, pero se echan en falta más extras, algo que otros SRPG como Disgaea sí ofrecen. (7.5)

Nota: 8.6/10

Y con esto doy por finalizado mi análisis. Espero que os haga gustado tanto leerlo como a mí escribirlo. Nos vemos pronto!

Saludos.


Este ha sido el texto de Xehanort. Final Fantasy Tactics A2 es un auténtico imprescindible. Quizá no llegue al sobresaliente absoluto, pero podéis observar en la media que la jugabilidad es su punto fuerte, y eso es lo que importa, al margen de las notas, que siempre reitero que son lo menos importante de los textos que se publican en el blog, ya sean míos o de los colaboradores. Si algún día decidís entrar en Ivalice, no os arrepentiréis, y descubriréis como, al fin y al cabo, Square no ha hecho todas las cosas mal.

Gracias por tu tiempo, y por leer el artículo.

Un saludo.

Anuncios

Acerca de JC_ADX

23. Psicólogo y escritor. Autor de las novelas Memorias de un Oscuro Deseo e Hija del Agua. Creador del blog Hobbie Street. #YNWA Ver todas las entradas de JC_ADX

One response to “Análisis: Final Fantasy Tactics A2 (Por @Xehanort_KH)

  • Luso

    Por fin un análisis correcto, lastima que siempre tenga que salir agumon a justificar el texto al final xD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: