Archivo de la etiqueta: naughty dog

Artículo: Especial Juego del Año 2014

articulo goty 2014

Un año más que está próximo a abandonarnos, pero no se va a despedir sin haber dejado una gran cantidad de grandes experiencias en los distintos sistemas de videojuegos. Como ya tuvo lugar el pasado año, vuelvo a realizar una entrada recopilatoria donde trato de reunir a todas aquellas experiencias que, de un modo u otro, me han llenado como jugador. En 2013, Persona 4 Golden se impuso a los otros 3 candidatos. En esta ocasión, amplío la lista a 6, y otra serie de juegos dignos de mención pese a no haber entrado en la selección final.

Hay que tener en cuenta que, obviamente, no he podido jugar a absolutamente todos los juegos publicados en 2014, ni algunos de los “grandes referentes” me producen motivación y/o diversión, por lo que esta lista viene a representar lo mejor que he disfrutado, obviamente bajo mi criterio y gustos personales. Mi intención es dar exposición a los distintos nominados y puede ayudar a distintas personas a ver en un sólo lugar 12 grandes experiencias publicadas este año, muchas de ellas excluidas de los habituales premios de las distintas revistas.

Continuar leyendo

Anuncios

Análisis: The Last of Us Remasterizado

Hay muchas cosas que decir a la hora de iniciar un análisis de The Last of Us, pero creo que la más adecuada es considerarlo lo que Naughty Dog pretendía cuando comenzó a prestar cada vez más atención a la narrativa y a las aproximaciones cinematográficas de sus videojuegos, dando el pistoletazo de salida con la saga Uncharted. La compañía que brindó los grandes plataformas de la saga Crash Bandicoot y Jak and Daxter se alejaba de su legado desenfadado para apostar por horizontes nuevos en absolutamente todos los ámbitos, desde el propio género de sus videojuegos a su aspecto visual.

Fieles a su tradición, brindaron una trilogía de videojuegos de aventuras en Playstation 3, protagonizados por Nathan Drake, que apostaron por una visión muy dinámica del género TPS y la espectacularidad por bandera, alcanzando el punto culminante de su visión en la segunda entrega, sin desdeñar en absoluto la tercera, con juegos que se caracterizaban por un ritmo muy variable, por no ofrecer todo el tiempo los mismos esquemas. Puzzles, tiroteos y plataformeo se daban la mano en un lienzo realista, pero muy marcado por las grandes producciones de Hollywood.

Sony es muy conocedora de este mundo, pues también está implicada de forma absoluta en la industria cinéfila, la cual ha comenzado tímidamente a influir las narrativas de sus videojuegos. Naughty Dog refleja la transición de una compañía que empezó mirando a los ojos a Nintendo, en lo referente a corte de los exclusivos que ofrecía, y que actualmente, de la mano de creadores como Thatgamecompany o  Team Ico, han querido aportar su granito de arena a la cada vez más constante asunción de que los videojuegos, además de divertir, pueden aportar algo más. Un mensaje, una intención.

 

Continuar leyendo


Análisis: Uncharted 3 – La Traición de Drake

La saga Uncharted y yo hemos tenido una relación bastante complicada. Tristemente conocido en la historia del blog fue el análisis de su primera entrega, a la cual le otorgué un 6.6. Aunque pudiese pesar que fuese inferior a lo que Naughty Dog había ofrecido con Crash y Jak, acostumbrando una perfección jugable fuera de discusión, lo cierto es que era un juego, aún con sus carencias, y visto en retrospectiva, entretenido, pero que no me animó a querer continuar con la franquicia (como me ocurrió con Assasin´s Creed, si bien la segunda oportunidad que di a esta saga no fue tan bien como con Uncharted).

Llegó un momento en el que fui consciente de que si realmente quería comparar con rigor y conocimiento la saga de Naughty Dog con aquellos otros proyectos — Crash y Jak — que en tan alta estima tenía, no podía seguir apoyándome únicamente en haber jugado a la primera entrega (la cual, habiendo terminado la trilogía, sigo pensando que es la más irregular de las tres). Una máxima absoluta a la hora de hablar de algo con fundamento es haberlo experimentado. No se puede realizar una crítica atroz de una novela que no se ha leído, o de una canción no escuchada. Y, por supuesto, no se puede valorar un videojuego sin jugarlo.

Continuar leyendo


Análisis: Uncharted 2 El Reino de los Ladrones

 

El que me conozca, sabe muy bien que el género de los shooter y yo no nos llevamos demasiado bien. Ya sea por falta de costumbre, o por simplemente no gustarme sus ambientaciones o mecánicas (que en esta generación tienen demasiado a la espectacularidad por encima de la calidad jugable desde mi perspectiva) siempre ha sido algo que, si he jugado, ha sido de forma muy puntual, y siempre dentro de la categoría en tercera persona (siendo Mass Effect quizá la licencia más notable al respecto que he probado en esta generación).

Sony también ofreció su alternativa, alejada de las fórmulas puras del TPS y reforzada con elementos de los juegos de aventuras como Tomb Raider. El resultado fue Uncharted: El Tesoro de Drake, un juego que, por unos motivos u otros (que ya comenté en el análisis que le hice hace un tiempo) no consiguió calarme hondo, adoleciendo de muchos de los problemas del género de hoy, como la simplificación y la repetición de mecánicas, no explotando la jugabilidad tanto como podía, y me sorprendió de un estudio como Naughty Dog que, hasta ese momento, no había bajado el pistón ni sacado un juego irregular.

Continuar leyendo


Análisis: Uncharted El Tesoro de Drake

Naughty Dog es un nombre que hoy es bien reconocido en la industria. Sin embargo, para mi, hace 6 años, cuando salió Uncharted, era un nombre que no significaba nada para mi. Con 13 años, poco me importaba quién hacía los juegos, y cuando salió la primera aventura de Nathan Drake en PS3, vi cómo la crítica lo aclamaba. Pero era un juego muy alejado de lo que a mi me gustaba jugar, y decidí no comprarlo. Fue una oferta, un pack Platinum doble con Resistance Fall of Man (que no conseguí terminar) por 20 irrechazables euros, lo que hizo que la aventura cayera en mis manos, si no me equivoco, un año después.

Cinco fueron las veces que lo empecé, y las mismas que lo aparqué. Ya sabía quién era Naughty Dog. Eran los responsables de Crash Bandicoot y Jak & Daxter, dos de las sagas que más me habían hecho disfrutar a lo largo de los años. La primera cosa que dije cuando vi Uncharted en la pantalla fue “no puede ser que ésto lo hayan hecho los mismos tíos”. Me encontré con un juego que me resultaba encorsetado, alejado de la orgía plataformera de Crash o de la comedida unión de éstas con la acción y el sandbox en Jak. Al contrario, me encontraba con una jungla pasillera, unas plataformas simples, y muchos tiroteos, algo que jamás me gustó jugar.

Continuar leyendo