Archivo de la etiqueta: tps

Análisis: Sunset Overdrive

analisis sunset overdrive

Hablar de Insomniac Games ha sido sinónimo de hacerlo de Sony hasta hace relativamente poco tiempo. Como padres de sagas exclusivas de Playstation, como Spyro The Dragon, Ratchet & Clank (de plena actualidad estos días) o Resistance, han sido uno de los estudios “second party” más prolíficos de la familia de consolas nipona desde prácticamente su creación. Sin embargo, en la pasada generación Insomniac decidió empezar a volar sola, y con ello, asistimos al lanzamiento del primer videojuego de la compañía fuera de su ecosistema habitual, el fallido juego multi Fuse, inicialmente conocido como Overstrike.

Sin embargo, aún más sorprendente fue el anuncio de este Sunset Overdrive exclusivo para Xbox One, convirtiéndose así en la primera producción exclusiva del estudio para un sistema no-Playstation. Alejándose de la mayor seriedad de la saga Resistance y bebiendo en parte de algunas de las ideas de Fuse y la saga Ratchet & Clank, la consola de Microsoft recibió en 2014 este particular sandbox, el cual me atrevería a decir que es único en su especie en un momento temporal donde los juegos de este género proliferan y, salvo excepciones puntuales, suelen optar por una extensa duración a expensas de la calidad y variedad de su cuantioso contenido, siendo las últimas propuestas de Ubisoft el ejemplo perfecto de esto.

Continuar leyendo

Anuncios

Análisis: Danganronpa Another Episode – Ultra Despair Girls

analisis danganronpa another

Si hay una franquicia exclusiva por la que los usuarios de Playstation Vita pueden estar orgullosos esa es, en mi opinión, Danganronpa. Publicada por parte de NISA su primera entrega, Trigger Happy Havoc, hace ya un par de años, se trataba de una visual novel con elementos de puzle y simulador de juicios, aunando los conceptos de Persona, Ace Attorney y Zero Escape de una forma tremendamente original, principalmente apoyado en la excelencia de su trama, sorprendente, confusa, insinuante, y totalmente plagada de giros argumentales que mantienen constantemente el interés.

Al poco tiempo, concretamente el pasado año, recibimos su secuela directa, Goodbye Despair, que tomaba los elementos del original y los refinaba hasta un punto que me llevó a considerarlo el mejor videojuego de 2014. Un plantel de personajes igual de carismático, pero ofreciendo una historia que llevaba más allá el misterio, la brutalidad de los juegos de Monokuma, y las sorpresas. No es una opinión aislada, pues el recibimiento de Danganronpa en occidente, a pesar de haber sido lanzado únicamente en inglés y para un sistema minoritario, ha sido notablemente positivo, lo suficiente para garantizar su rentabilidad y futuro.

Continuar leyendo


Análisis: The Order 1886

La nueva generación de consolas ha comenzado con una tendencia preocupante en lo referente a las propuestas Triple A. En estos primeros compases hemos visto como obras que tenían una tremenda expectación se veían afectadas, por unos motivos u otros, por la decepción de los que recibían el producto final. Grandes ejemplos han sido, sin duda, Destiny (cuya situación ya comenté en otro artículo), Assasin´s Creed Unity (por sus cuantiosos bugs y políticas cuestionables) Halo: The Master Chief Collection o Driveclub (ambos por motivos muy similares de problemas severos de su componente estrella, el modo online).

Los motivos para que el globo del hype se haya desinflado tantas veces en estos meses pueden obedecer a varias razones. ¿Dejadez de las compañías? ¿Exceso de expectativas por parte de los fans? ¿Promesas mesiánicas imposibles de cumplir que influía en dichas expectativas? Se pueden buscar muchos motivos, pero lo cierto es que se ha instaurado un colectivo medianamente numeroso que es cada vez más escéptico ante qué esperar de las grandes compañías y sus triples A. The Order: 1886, ateniéndonos a las reacciones de prensa y usuarios, ha sido el siguiente en caer en este fenómeno, si bien por motivos diferentes.

Continuar leyendo


Análisis: Uncharted 2 El Reino de los Ladrones

 

El que me conozca, sabe muy bien que el género de los shooter y yo no nos llevamos demasiado bien. Ya sea por falta de costumbre, o por simplemente no gustarme sus ambientaciones o mecánicas (que en esta generación tienen demasiado a la espectacularidad por encima de la calidad jugable desde mi perspectiva) siempre ha sido algo que, si he jugado, ha sido de forma muy puntual, y siempre dentro de la categoría en tercera persona (siendo Mass Effect quizá la licencia más notable al respecto que he probado en esta generación).

Sony también ofreció su alternativa, alejada de las fórmulas puras del TPS y reforzada con elementos de los juegos de aventuras como Tomb Raider. El resultado fue Uncharted: El Tesoro de Drake, un juego que, por unos motivos u otros (que ya comenté en el análisis que le hice hace un tiempo) no consiguió calarme hondo, adoleciendo de muchos de los problemas del género de hoy, como la simplificación y la repetición de mecánicas, no explotando la jugabilidad tanto como podía, y me sorprendió de un estudio como Naughty Dog que, hasta ese momento, no había bajado el pistón ni sacado un juego irregular.

Continuar leyendo