Artículo: 3DS, Exclusivos del Sol Naciente (Parte 1/2)


articulo 3ds japon 1

Para todos los aficionados a los videojuegos japoneses, la situación de incertidumbre cada vez que anuncian una nueva entrega de determinadas franquicias desarrolladas en el país del Sol Naciente es una constante. Son muchos los factores que influyen a la hora de localizar un juego, siendo el fundamental las oportunidades de mercado. Si bien es cierto que, como mencioné en el análisis de Neptunia, hay compañías como NISA, Atlus o Gust que se están atreviendo a traer a occidente experiencias en cierto modo minoritarias, hay muchas otras que no dan el salto.

En muchos casos, esto no supone un problema, ya que en sistemas como Xbox One, PSVita o PS4, contamos con la posibilidad de importar los juegos que queramos, al ser de “Region Free”. Es decir, si traes un juego japonés, funcionará en tu consola europea. Este mecanismo de importación fue el que animó a localizar obras como los Hatsune Miku o Demon´s Souls, debido a la ingente demanda ante la ausencia de una versión para nuestras tierras. Sin embargo, hay una familia de sistemas que, desde esta generación, no permite esto, siendo además los únicos que hoy en día no lo ofrecen: Nintendo.

Tanto 3DS como Wii U son de región bloqueada, lo que significa que, si lanzan un videojuego en Japón, o compras un sistema de ese lugar, o no podrás reproducirlo en el tuyo. Si bien ya existen mecanismos “poco convencionales” para saltarse esa restricción, la realidad es que no hay una vía oficial y que no requiera algún tipo de modificación homebrew para hacerlo. ¿El resultado? Hay muchas sagas que, por un motivo u otro, no son lanzadas en occidente, y no tenemos oportunidad alguna de disfrutarlas, salvo si se hace alguna triquiñuela o se importa un sistema japonés.

Tanto si estás en la primera situación como en la segunda, la realidad es que, en vistas que la importación ha sido una vía que ha dado exposición a sagas que potencialmente no tenían oportunidad alguna de tener visibilidad, es un movimiento algo absurdo por parte de Nintendo bloquear esta realidad, y más cuando en DS no ocurría, haciendo que pudiésemos disfrutar de juegos como Zero Escape 999, cosa que, en esta generación, no sería posible, teniendo que esperar en Europa un largo tiempo por juegos como Code of Princess o Shin Megami Tensei IV, para recibir ediciones digitales sobre-preciadas como respuesta.

Este artículo tiene como objetivo darle exposición a alguna de esas obras que, por una razón u otra, no han visto la luz en occidente, y probablemente, salvo milagro, no lo vayan a hacer. De este modo, se ofrece la posibilidad al lector de descubrirlas y, si está en condiciones de importarlas para poder jugarlas sin región block por un motivo u otro, pueda hacerse una idea si será un producto de su interés. He decidido omitir de la lista juegos que potencialmente podrían llegar aunque sigan siendo exclusivos de Japón, como los Yokai Watch o el Rhythm Tengoku Plus, centrándome en las experiencias con pocas o nulas posibilidades. Sin más dilación, comenzamos este viaje a lo más selecto de las 3DS japonesas.

Dragon Quest: De la gloria al olvido… ¿y un probable resurgimiento?

A pesar de ser la saga madre del JRPG tal y como se le conoce, y principal inspiración para el nacimiento de Final Fantasy, lo cierto es que la franquicia Dragon Quest no ha tenido ni tanta popularidad, ni oportunidades de llegar al jugador, a pesar de contar con condiciones, como los diseños de Akira Toriyama (Dragon Ball) y la gran cantidad de contenido que ofrecen. Su mayor oportunidad la tuvo en Playstation 2, con la llegada de su 8º entrega, El Periplo del Rey Maldito, que fue un éxito de crítica y público, y animó definitivamente a Square Enix a traerla a nuestras tierras.

Así, la saga dio el salto a Nintendo DS, llegando dos entregas de DQ Monster Joker, la trilogía de Zenithia (IV, V y VI), el alabado Dragon Quest IX, e incluso un spin-off, Rocket Slime. Sin embargo, una serie de múltiples factores, como la excesiva piratería de DS, lo clásico de su propuesta, la mala distribución, la saturación de juegos en poco tiempo, lanzarse algunos de ellos con 3DS a la vuelta de la esquina…condenó la franquicia al ostracismo y al olvido en occidente, apareciendo de forma tímida en forma de ports de móviles.

Parece que, con Dragon Quest Heroes, se va a intentar dar una segunda oportunidad a la longeva saga de rol, si bien por el camino se han quedado bastantes entregas interesantes en Nintendo 3DS, la mayoría de ellas de gran éxito en ventas y muy bien valoradas. De todas, es probable que la que está próxima en salir, el port de Dragon Quest VIII, así como el remake de la séptima parte, a tenor de las palabras de Yuji Horii hace relativamente poco tiempo, tengan una oportunidad en occidente. A falta de confirmación oficial, quiero centrarme especialmente en las demás, que, a estas alturas, salvo pelotazo absoluto de los juegos que vienen de la saga, dudo que aparezcan por aquí.

Por un lado, contamos con remakes de los Dragon Quest Monsters originales, lanzados en la vetusta Game Boy. Reciben el nombre de DQ Monsters Terry´s Wonderland 3D, y DQ Monsters 2: Iru and Luca’s Marvelous Mysterious Key. En ambos casos, aunque toman de referencia las entregas originales, toman muchas de las novedades de Dragon Quest Monsters Joker 2 Professional (el cual sí nos llegó a occidente para NDS), como los entornos 3D con un altísimo grado de detalle, modo de juego online, los mecanismos de fusión de monstruos, todas las criaturas nuevas que incorporaron (aumentando el número hasta más de 600) o combinando, en el caso de la secuela, las dos entregas originales (a modo de versión de Pokemon) en un solo cartucho.

También vio la luz una secuela de aquel spin-off de los limos, llamado Slime Mori Mori Dragon Quest 3, siendo un juego de batallas navales donde tendremos que obtener unos “orbes arcoíris” y tendremos que controlar tanto al Limo protagonista como a los barcos. Lo cierto es que es poco sorprendente que no nos llegue, pues incluso en Japón tiene una recepción relativamente tibia comparada con otros juegos de la franquicia. Si los DQ Monsters rozan el millón, este no vende ni la décima parte. Como curiosidad, fue el primer juego de la franquicia en ser lanzado en 3DS, pues salió en el año 2011, no siendo hasta DQ Monsters cuando irrumpió con fuerza.

Tampoco me puedo olvidar del que es el único juego de 3DS que he importado, Theatrhythm Dragon Quest. La situación de esta franquicia musical en occidente es un poco tibia, ya que los dos que nos han llegado de Final Fantasy han llegado en inglés y no han vendido especialmente bien, por lo que es en cierto modo lógico que la entrega dedicada a Dragon Quest ni tan siquiera haya abandonado Japón, al conocer en estas tierras poco menos que la mitad de los juegos.

Varía respecto a los otros en que las canciones de combate imitan la pantalla de combate de la saga de los limos, situándose en vertical en vez de en horizontal, y en que añade un completísimo modo Quest, y otro de tablero, para desbloquear canciones y personajes, respectivamente. Una de sus particularidades es que todas las canciones que fueron lanzadas por DLC han sido contenido gratuito, lo cual es sin duda un gran gesto con los fans (y que no habría venido mal con los de FF, teniendo en cuenta la cantidad de temas que hay para adquirir).

Por último, no puedo dejar de mencionar lo que es, sin duda, un experimento, como es Dragon Quest X Online. El MMO de la franquicia ha pasado por una enorme cantidad de sistemas de juego (actualmente está en Wii, Wii U, 3DS, Móviles y PC, pero saldrá también en PS4 y quizá en NX en un futuro), y es sin duda la versión de la portátil de Nintendo la más peculiar, ya que, ante la falta de potencial para moverlo, Square Enix optó por la innovadora decisión de utilizar su tecnología de computación en la nube para reproducir el JRPG de cuotas sin perder calidad u opciones por el camino.

Respecto a él, podemos decir que toma la base de Dragon Quest (especialmente el esquema de la 9º entrega, que iba a ser MMO hasta que decidieron reconvertirlo) y añade un sistema de combate algo más activo, y lo típico de esta modalidad de juegos, como son múltiples clases de personaje, quests, mazmorras o un gran mundo para explorar. Cuenta con una gran cantidad de suscriptores entre todas las plataformas, pero en ningún caso ha abandonado Japón, pese al interés constante de Square Enix por traerlo aquí. Su experiencia con los MMO, gracias a FFXI y FFXIV, ha sido bastante positiva, y, si todo funciona como debe con la “segunda venida” de la saga, creo que en las versiones de PC y PS4 podría tener una oportunidad de llegarnos.

Por último, debo mencionar dos de los próximos juegos que serán lanzados en la plataforma, como son Dragon Quest Monsters Joker 3, la tercera parte de la saga que empezó en DS y tuvimos la ocasión de disfrutar localizada al castellano, y por supuesto, Dragon Quest XI, cuya versión de 3DS emplea la jugabilidad tradicional de la saga, con la original idea de poder jugarlo tanto en 3D como en gráficos clásicos en 2 dimensiones. Hay pocos detalles de ambos, pero si la saga funciona de nuevo en occidente, son sin duda los que más papeletas tienen para ser localizados después del 7 y el 8.

Dragon Ball Heroes: De la recreativa de cartas a la portátil

En el mercado japonés, las recreativas cuentan aún con un enorme mercado. Muchas sagas de lucha siguen saliendo de forma preferente en ellas, y máquinas pachinko son una gran fuente de ingreso de compañías como Konami. Dragon Ball también cuenta con su alternativa, Heroes, la cual aprovecha cartas físicas para ofrecer una jugabilidad estratégica, poniendo en escena una trama ligeramente basada en Dragon Ball Online o el reciente Xenoverse, y metiendo personajes totalmente inverosímiles en la ecuación, como versiones SSJ de Bardock o un Gotenks adulto.

Confirmada la localización de DBZ Extreme Butoden, la otra iteración de la franquicia en 3DS, quedan colgadas estas dos entregas, que quizá por su vinculación directa con la recreativa, tienen más difícil su llegada a occidente. Fueron lanzadas dos en la portátil: Dragon Ball Heroes Ultimate Mission y Ultimate Mission 2, las cuales comparten en gran medida sus opciones jugables, y solo varían en el número de personajes que ofrecen.

Nos encontramos ante un juego de cartas estratégico por turnos, donde tendremos que formar equipos de 5 personajes a escoger entre una cantidad elevadísima de cartas (más de 800 en el primero). Tendremos la opción de crear un avatar escogiendo entre diferentes razas, como Saiyan, Namekiano o Freezer, y vivir una historia en la que recreamos los sucesos de DBZ con nuestro personaje involucrado. Como podemos ver, es una opción que se ha repetido últimamente en la franquicia, y ha alcanzado su mayor esplendor en el reciente Xenoverse.

En el caso de su segunda entrega, contamos con un modo llamado Ultimate Universe, donde nos moveremos por un mapa buscando cápsulas que relatan la historia, además de otros modos como Arcade, Burst Limit (misiones difíciles), o combatir con aliados. Respecto a la jugabilidad, combatimos en un tablero con las mencionadas 5 cartas, que tendremos que situar en 4 filas: soporte (recarga tu capacidad de combate), y 3 de ataque, agotando más del medidor de poder cuanto más adelantadas estén en ella, pero haciendo más daño.

Tendremos 20 segundos para mover las cartas como queramos, y entonces, tendremos que pelear, debiendo derrotar al enemigo en 5 turnos. Añade algo de dinamismo otorgando habilidades pasivas a las cartas, las cuales son muy variadas, así como un pequeño QTE a la hora de pelear o espectaculares animaciones 3D de las peleas. Aunque en principio suena simple, hay variables como equipamiento, objetos consumibles, transformaciones…que pueden añadir complejidad, y es necesario tener en cuenta en instancias avanzadas.

El juego puede considerarse repetitivo, pero tiene suficiente contenido, tanto el original como la secuela (mucho más completa, tanto en cartas como en variedad) como para garantizar una gran cantidad de horas, especialmente gracias a su naturaleza de “farmeo” y el fanservice de Dragon Ball que tiene. Es un juego que requiere cierto conocimiento de japonés, pero si se emplea una guía para entender qué hace cada habilidad, el resto se va a comprender, ya que, al fin y al cabo, es la historia que todos conocemos.

Beyond the Labyrinth: Tri Ace nunca encontró la salida

Si recordáis las primeras etapas del lanzamiento de 3DS, también os vendrá a la cabeza un videojuego llamado Beyond the Labyrithth (Rabirinsu no Kanata), publicado por Konami y desarrollado por la mítica Tri-Ace (Valkyrie Profile, Star Ocean…). Fue lanzado hace 3 años en Japón, y es más que evidente a estas alturas de que no existe ningún interés en traerlo aquí, y menos teniendo en cuenta el cambio de foco de la compañía japonesa, que está a punto de prescindir de Kojima en favor de negocios nuevos.

Este videojuego nos pone en el papel de unos chicos atrapados en un juego online (¿Alguien dijo Sword Art Online?) en el cual encuentran a una chica, debiendo escapar del mismo juntos. Toma una jugabilidad del tipo dungeon crawler en primera persona con mecánicas de juego de rol de turnos activo y ciertas reminescencias de Ico (por acompañarnos la misteriosa niña). Como curiosidad, la banda sonora, de excelsa factura, proviene del gran Motoi Sakuraba, y sus gráficos, teniendo en cuenta que es un juego de 3DS, son bastante notables, lejos de la tendencia de JRPGs chibi que impera en la consola.

Teniendo en cuenta que aquí nos han llegado propuestas similares como Etrian Odyssey, y que el videojuego parece, a tenor de lo que muestran sus gameplay, ofrecer una propuesta seria, oscura y de jugabilidad distinta a lo normal del género, yo creo que podría tener una oportunidad. Sin embargo, Konami no está por la labor, ha pasado ya demasiado tiempo, y el mercado de los dungeon crawler es muy reducido. Parece que, si queremos explorar el laberinto, no nos queda otra que aprender japonés.

Taiko no Tatsujin: Demasiadas canciones, su virtud y condena

Taiko es una franquicia veteranísima en la industria, casi tanto como desconocida en occidente (salvo para los jugadores de Osu en PC). Tiene entregas en múltiples sistemas, desde PS2 a DS, pasando por Wii, Wii U, PS3, Vita…y por supuesto 3DS, en la cual tiene dos juegos: Chibi Dragon to Fushigina Orb, y Don to Katsu no Jikuu Daibouken. El motivo por el que una saga tan longeva no ha pisado occidente lo encontramos en sus licencias musicales: cuenta con canciones de anime, juegos de terceras compañías, temas vocaloid, música clásica…lo cual dificulta en gran medida traerlo aquí sin tener que pagar sumas que no compensarían las ganancias.

De este modo, la única opción que tenemos los fans de Taiko de jugarlos es importarlos, y por suerte, debido a que está tan extendida en mil sistemas, es una tarea relativamente fácil. En todos los casos, la jugabilidad es sencilla: dos botones de tambor y algunas notas especiales, que se combinan en seguir el ritmo acorde con la dificultad escogida. En algunos casos, se incorporan extras para no ser un mero “completar temas” (lo cual, por otro lado, ya sería suficiente, ya que suelen ofrecer de base más canciones que ningún otro juego del género).

La primera aventura de 3DS, de hecho, tiene hasta un modo historia, donde el protagonista debe explorar un mundo fantástico donde devolverá la voz a una princesa reuniendo siete orbes y combatiendo un dragón. Fue el primero en añadir una nueva interfaz, procedente de la recreativa, así como el modo Ura o los modificadores procedentes de las entregas de PSP, inéditas en las versiones de Nintendo. Entre las canciones, contamos con un total de 55, destacando Kiss Kiss Bang Bang, un opening de Inazuma Eleven Go, otro de Pokemon Best Wishes, We go de One Piece, Wonderland de Gintama, Tell your World de Hatsune Miku (una de sus mejores canciones), o incluso O Sole Mio.

En cuanto al segundo que lanzaron en 3DS, fue el primero que tuvo DLC en consolas de Nintendo (canciones, trajes y episodios extra de la trama), y su modo historia ofrece captura y desarrollo de monstruos al más puro estilo Pokémon, los cuales combaten junto al protagonista en una historia típica de salvar el mundo. Trae 63 canciones de base, y podemos ampliar por DLC hasta un total de 132, un número absolutamente mastodóntico para un juego musical.

Podemos destacar de su repertorio, por si os interesa importarlo (ya que en los Taiko la jugabilidad nunca varía, lo importante es los temas que ofrece) Linda Linda, el opening de Youkai Watch y el de Attack of Titan, Wake Up de One Piece, Senbonzakura de Vocaloid (el cual estará en el Project Mirai DX que nos llega en Septiembre), la 9º sinfonía de Beethoven, un medley de Monster Hunter… Respecto a los DLC, destacan Monkey Magic, One Night Carnival, Let it Go de Frozen (que arrasó en descargas), las canciones de Detective Conan o Lupin 3, y algunas de Kamen Rider e Idolm@ster.

Digimon World Re:Digitize Decode : El viejo mundo digital

La franquicia Digimon siempre tiene un pequeño hueco en mi corazón, ya que con ella me inicié en los videojuegos de sobremesa, gracias a Digimon World. Pese a ello, nunca ha sido una franquicia constante en ventas o calidad, constantemente eclipsada por Pokemon (pese a que en anime la situación fuese inversa). Aunque tuvo algunas entregas notables, como Digimon World 2003, Digital Card Battle o Digimon World DS, la constante fueron críticas irregulares y ventas en la misma dirección. Primero dejaron de llegar a Europa, quedando las entregas de DS solo para América, y luego dejaron de aparecer directamente por aquí.

Así, nos perdimos en DS Digimon Story Super Xros Wars, la tercera entrega de la subsaga en DS, y Digimon Story Lost Evolution, quedando allí también los Digimon Adventure de PSP o Digimon Re Digitize, tanto el original como su remake, el cual es el que traigo a este artículo para cerrar la primera parte. Recientemente ha salido una fan-traducción para la versión PSP, pero es en 3DS donde tenemos la versión definitiva del juego, tanto por contenido como por rendimiento. Se ha obrado el milagro de que Digimon Story Cyber Sleuth llegue a occidente (aunque en unas condiciones que no favorecerán sus ventas), y si todo funciona bien, este Re:Digitize Decode o el futuro Next Order de Vita podrían tener una oportunidad.

Entrando en material, tenemos un juego que toma como referencia el viejo Digimon World de PSX, en el cual debíamos criar a nuestro monstruo digital siguiendo el modelo de los V-Pet japoneses (dándoles de comer, llevándolos al baño, entrenando en máquinas para mejorar sus estadísticas, evolucionando en una u otra dirección en función de ellas…), con una historia de fondo de destrucción de la Ciudad File, siendo traídos al mundo digital por Jijimon para deshacer el entuerto, reclutando a los Digimon desaparecidos y devolviendo la gloria perdida a la ciudad.

De aquel juego recuerdo cómo te recompensaba el reclutar cada Digimon con nuevas funciones continuamente (te daban una tienda, una clínica, un banco, mejoraba tu granja de carne, encontrabas un restaurante con muchos platos…) y la buena curva de dificultad que ofrecía, debiendo balancear el entrenamiento del Digimon con su cuidado, además de contar con muchas variantes de evolución obtenibles, siendo bastante difícil conseguir los Ultimate sin una planificación adecuada. Aunque su jugabilidad dependía totalmente de lo bien que entrenases (era casi automática) y tenía un bug enorme en la versión europea que te impedía lograr el 100%, fue un juego muy disfrutable y que recuerdo con cariño.

Este pseudo-remake coge su sistema de juego y su planteamiento de reconstruir una ciudad, y lo enriquece con más líneas evolutivas, más exploración, Digimon reclutables, una historia más compleja y en línea con los tiempos modernos (conspiraciones digitales son una constante en los RPG de Digimon de hoy). Respecto al original de PSP, hay una versión extendida de la historia (casi una proto-secuela de la misma), una posibilidad de mejorar las habilidades de los Digimon, más especies capturables y reclutables…

Por lo demás, el que conociese el Digimon World original, aquí tiene el mismo concepto con mejores gráficos, algo más de variedad jugable, y más contenido en todos los aspectos, y tiene una opción de disfrutarlo en su versión básica en inglés gracias a que los fans han atendido las demandas que se llevan haciendo mucho tiempo a Namco Bandai. La distribución digital ha vuelto a abrir las puertas a los Digimon en Europa tras muchísimo tiempo (obviando el torpe intento de All Star Rumble), y de ello depende si tendremos la oportunidad de disfrutar este juego, que parte de un concepto muy distinto a Cyber Sleuth, pero que apelará sin duda a los que conocieron la saga con aquella aventura de PSX.

Y con esto concluye esta primera parte del artículo, el cual partiré en dos para evitar la saturación, ya que hay muchos juegos de los que hablar, y quiero que tengan el espacio que merecen y no se vean perdidos en un texto kilométrico. En la siguiente y última entrega, trataremos franquicias longevas, otras que ya han pisado Europa de algún modo, y unas pocas totalmente olvidadas, perdido su momento y su fama.

Gracias por tu tiempo, y por leer el artículo.

Un saludo.

Anuncios

Acerca de JC_ADX

23. Psicólogo y escritor. Autor de las novelas Memorias de un Oscuro Deseo e Hija del Agua. Creador del blog Hobbie Street. #YNWA Ver todas las entradas de JC_ADX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: