Artículo: La Herencia de los Tres Reinos


articulo tres reinos

(Artículo publicado originalmente como colaboración en Otakufreaks)

Quizá recordaréis un artículo que realicé hace tiempo para esta misma web, en el cual realizaba un extenso repaso acerca de todas las manifestaciones culturales que había dado de sí la obra literaria china Viaje al Oeste, centrándome, evidentemente, en los videojuegos. Considerada una de las cuatro grandes obras del país asiático, sirvió como referencia a proyectos conocidos por todos nosotros, como el mítico anime Dragon Ball y todas sus adaptaciones, u otros videojuegos menos conocidos como Saiyuki: Journey West o el reciente Enslaved, pasando por adaptaciones teatrales, CDs de música, películas…

Ya en aquel texto mencionaba que quizá no era la más conocida de las cuatro grandes obras de la literatura china (siendo las otras dos A la orilla del agua y Sueños del Pabellón Rojo), puesto que El Romance de los Tres Reinos había gozado de muchísima más exposición en la cultura videojueguil, tanto en cantidad como calidad de videojuegos, especialmente gracias a la compañía Koei Tecmo. Es difícil decir que una de ellas sea superior en algo a las demás dada la excelencia de todas, pero quizá el Romance sea la que más calado ha tenido.

Koei no ha sido la única que ha aprovechado esta adaptación de un importante fragmento de la historia real china como marco para sus obras, y este nuevo artículo tiene como intención cubrir precisamente el mayor espectro posible de las mismas, a la vez que aproxime a los lectores del texto a esta grandísima obra narrativa con la intención de animarle a profundizar un poco más en ella, conociendo así valiosos detalles que definen la sociedad china desde su raíz.

Como hice con Viaje al Oeste, adoptaré primero una aproximación que ilustre en líneas generales la obra tratada, con la intención principal de que las referencias posteriores resulten más reconocibles, al mismo tiempo que busco generar un interés en la lectura de la obra, algo que, desde el primer momento, recomiendo encarecidamente a todos aquellos interesados en la cultura asiática, especialmente la de China, para la que este Romance supone un importante fragmento de su historia, en una época militar convulsa. Después de este marco, pasaremos a las referencias de videojuegos, en esta ocasión distinguiendo entre los que son de Koei y los que no, y una pequeña pincelada a otros medios.

El Marco de Referencia: El periodo Histórico de los Tres Reinos

Saam_Gwok_262_CE

El Romance de los Tres Reinos, como describo en párrafos superiores, está basado en un periodo real de la historia de China, concretamente, en torno a los años 220 y 280 (todos situados después de Cristo, si seguimos el calendario occidental), si bien algunos emplazan su origen en la que fue conocida como “la rebelión de los turbantes amarillos” del año 184, que consistió en una revuelta de campesinos en contra del emperador Ling de la dinastía Han, principalmente debido a un cúmulo de factores complejos, que pueden sintetizarse en los altos impuestos, la debilidad política del gobierno o el hambre.

Fue instigada inicialmente por Zhang Jue (también llamado Zhang Jiao) contando con el favor de sectarios taoístas, si bien no pudieron culminar completamente sus planes y la revuelta debió comenzar antes de tiempo. Tres ejércitos imperiales lucharon contra varios segmentos rebeldes, con victorias iniciales para los segundos, volviéndose las tornas rápidamente, considerándose este primer conflicto resuelto a inicios de 185, con la caída de la ciudad de Wan. Sin embargo, se sucedieron las luchas hasta que en 192 el general Cao Cao propinó una derrota definitiva a los insurrectos, que dejaron de ser un conflicto serio en el año 205.

Es precisamente por considerarse esta rebelión el inicio del declive del poder del emperador Ling y su dinastía Han, por lo que muchos historiadores lo consideran el germen del conflicto de los Tres Reinos, el cual no es sencillo de explicar, puesto que implica una gran cantidad de intrigas políticas, y tiene parte de su base en la configuración del poder imperial de aquella época, con un papel predominante de ciertos eunucos y generales militares. Hablar de él en profundidad sería imposible, así que trataré de ilustrar sus líneas generales.

dong_zhuo_signature_by_paulinos-d5egqx6

En 189, el emperador Ling falleció, lo cual provocó una gran inestabilidad política, donde se sucedieron regencias del general He Jin (asesinado), Yuan Shao (que masacró a los eunucos) y Dong Zhuo (que aprovechó las acciones de Yuan para invadir la capital, y fue asesinado por su antiguo guardia Lu Bu en pleno conflicto). Posteriormente, se alzó al emperador Xian, lo cual no fue aceptado por varios señores, como Yuan Shao, Yuan Shu y Cao Cao.

Es este último el que cobraría gran importancia, debido al ejército que logró reunir, y su intención de unificar un nuevo imperio. Derrotó a enemigos como Yuan Shu o Lu Bu entre los años 197-199, desviando su atención hacia Yuan Shao, al cual derrotó en el año 200, lo cual le permitió despejar su camino hasta lograr, en 207, un amplio dominio del norte de China, lo cual le llevó, en el 208, a dirigirse hacia el sur.

Cao Cao necesitaba controlar el río Yangtsé, controlado por Liu Biao y Sun Quan. El primero fue brutalmente derrotado por Cao Cao, pero Liu Bei, mediando con su consejero Zhuge Liang, consiguió aliarse con Sun Quan y batallar contra un Cao Cao que había exagerado el potencial de sus fuerzas militares. Así, estalló la pelea conocida como “la de los acantilados rojos” en tres etapas: una escaramuza en los propios acantilados, una batalla naval que implicó una sorprendente estrategia, y la humillante derrota y retirada de Cao Cao en Huarong, fueron el germen del declive del conquistador del norte, que no pudo llegar a culminar sus anhelos de unificar un nuevo imperio bajo su bandera.

Sun Quan y Liu Bei dieron origen así a los reinos de Wu y Shu, respectivamente. Cao Cao, por su parte, daría origen al reino de Wei. En 220, su hijo, Cao Pi, obtuvo el poder por la muerte de su padre, y destruyó al viejo emperador Xian, acabando con la dinastía Han, cuyo poder hacía mucho que no era efectivo. Liu Bei se autoproclamó además emperador de Han (buscando románticamente retener el nombre de la dinastía) siendo así su reino Shu-Han, que entró en guerra con Wu en el 221.

Three_Kingdoms_Wallpaper_(DW8_DLC)

De los Tres Reinos, Wei, el del norte, en manos de la dinastía Cao, era el más grande y poderoso, ocupando el 40% del territorio, siendo Wu y Shu (tras morir Liu Bei) aliados en contra del primero, manteniendo una cierta estabilidad fronteriza y un comercio limitado. Ocurrieron una serie de campañas en esos tiempos, donde Zhuge Liang fue especialmente protagonista. Sin embargo, el delicado equilibrio comenzó a romperse en el año 230, con una ruptura en Wei entre el clan Cao y el clan Sima, resultando vencedor el segundo en la figura de Sima Yi, que derrocó a Cao Shuang tras un golpe de estado.

Shu, tras la muerte de Zhuge Liang, tuvo su poder recayendo en Jiang Wei, Fei Wei y Dong Yu consecutivamente, si bien en 258 era evidente que, como ocurrió con la vieja dinastía Han, la corrupción y el control político inestable eran patentes. Jiang Wei intentó combatir el reino de Wei sin éxito, sufriendo en 263 una dolorosa derrota, que propició la caída de Shu. En 264 la dinastía Cao (que seguía pugnando con Sima) cayó definitivamente, y su reino Wei se convirtió en el reino de Jin, que conquistaría Wu en una sucesión de ataques entre 279 y 280, que no pudo resistir un reino decadente y desprotegido tras la caída de Shu, marcando el final de los Tres Reinos.

La Novela: Romance de los Tres Reinos

romance3knovelreviewfp

A grandes rasgos, estos hechos son narrados con un grado mucho más considerable de detalle en la obra histórica “Registro de los Tres Reinos”, escrito por Chen Shou en el siglo III y componente de las cuatro primeras tramas de las llamadas “Veinticuatro Historias” de China. Recoge historias de los reinos de Wei, Shu (el cual carecía de historia oficial en ese tiempo) y Wu, sirviendo de base para el texto principal que nos ocupa hoy: El Romance de los Tres Reinos, obra de Lun Guanzhong (el cual se especula que también sería autor de “A la Orilla del Agua”), muy posterior, escrita en el siglo XIV.

Es una novela histórica de enorme extensión, contando con más de 900.000 caracteres y secciones que bien podrían considerarse por sí mismas novelas íntegras. Aunque se inspira en la historia oficial del Registro de los Tres Reinos u otras obras similares como “A New Account of The Tales of The World” de Liu Yiquing y el Sanguozhi Pinghua, cuenta con muchos elementos de ficción, como hechos poéticos de la dinastía Tang. Cubre principalmente los siguientes hechos: la rebelión de los turbantes amarillos, la dictadura de Dong Zhuo, el conflicto de los señores de la guerra como Cao Cao, la dinastía de Sun Ce, las ambiciones de Liu Bei, la batalla de los acantilados rojos, la muerte de Guan Yu, la batalla de Xiaoting, las campañas de Zhuge Liang, y la caída de los Tres Reinos.

THK

La novela fue publicada inicialmente en 24 volúmenes, y tuvo una revisión para agilizar su lectura en siglos posteriores, siendo publicada en 10, 12 y 20 volúmenes, y editada en el siglo XVIII para cuadrar la trama en 120 capítulos y 750.000 caracteres, eliminando muchos elementos superfluos en la narrativa, o añadiendo la famosa frase que abre la novela: “The empire, long divided, must unite; long united, must divide. Thus it has ever been”. Se enfatiza en gran medida el papel de Liu Bei como protagonista, y está considerada bastante precisa en términos históricos, siendo incluso algunos pasajes ficticios parte de la cultura popular china hoy en día, así como proverbios derivados de ella.

Hablar del impacto de esta novela creo que es innecesario cuando decimos que los valores que presenta a través de las acciones de sus personajes son un modelo a seguir en la cultura china, desde modelos de gestión a organización, pasando por la forma de comportarse del individuo o el grupo, la descripción de la guerra. Hay más de 400 personajes excelsamente descritos en la novela, y, pese a mezclar realidad con ficción, su precisión y veracidad la hace objeto de estudio en muchas disciplinas, como la psicología o la historia, para comprender los límites del comportamiento humano o la sociedad feudal china de los primeros siglos.

Los Tres Reinos en los Videojuegos: Koei Tecmo

363178-romance-of-the-three-kingdoms-xi-windows-screenshot-main-menu

Es directamente en la versión histórica (Registros de los Tres Reinos) en la que Koei Tecmo se inspiró (sin dejar de lado los hechos del Romance) para crear la que es una de sus franquicias principales y más longevas, aunque no sea la que más popularidad tiene actualmente, y que este 2015 cumple su 30 aniversario. Me refiero a la saga “Romance of The Three Kingdoms” (Sangokushi en japonés), nacida en el año 1985 dentro del género de la estrategia de gestión por turnos, añadiendo elementos de rol en iteraciones posteriores. Cuenta con 13 juegos principales, el último de ellos de este mismo año, lanzado en múltiples sistemas a lo largo de su historia.

Concretamente, ha pasado por los ordenadores Amiga, MSX, MSX2 y PC (en esta plataforma están todas las entregas), y consolas como NES, SNES, Megadrive, 32X, Saturn, PSX,  Dreamcast, PS2, PS3, Wii, Wii U, y pronto en PS4 y Xbox One. Tampoco ha estado ausente en portátiles, con adaptaciones en GB, GBC, GBA, DS, 3DS, PSP y Vita, incluso en dispositivos móviles con iOS y Android.  Además, Koei Tecmo se encargará del crossover del Romance con la popularísima franquicia Yo-Kai Watch, que presumiblemente se inspirará en la jugabilidad estratégica por la que es conocida la franquicia en el videojuego Yo-Kai Watch Sangokushi de 3DS.

romance-of-the-three-kingdoms-ii-usa

Tomando como referencia la segunda entrega de Sangokushi, estos juegos nos ofrecen una serie de campañas protagonizadas por generales reales, como Liu Bei o Cao Cao, todos con el objetivo de conquistar a sus oponentes, alejándose (para mejorar la experiencia) en cierta medida de los hechos de la novela sin perder la fidelidad de la ambientación. Por ejemplo, hay un escenario que se encuadra en la campaña de Cao Cao en torno al año 208, pero no tenemos por qué seguir estrictamente los acontecimientos de la novela, pudiendo controlar a generales rivales y alterar el resultado.

Las primeras entregas tenían una jugabilidad por comandos limitada por la época (teníamos, por ejemplo, que introducir con números y atajos de teclado los comandos a llevar a cabo, y la superficie jugable era reducida, apenas un mapeado numerado tipo Risk), pero los más modernos se asemejan al tradicional juego de estrategia al que está acostumbrado hoy en día (especialmente) el jugador de PC, contando con innumerables opciones de gestión que varían en función de la entrega. Tuvo un pequeño tropiezo con su XII entrega, considerada bastante pobre y recortada respecto a la anterior, pero este año, con el lanzamiento de XIII, puede tener una nueva oportunidad de recuperar su estatus como referente de los juegos de estrategia de gameplay complejo.

Captura-de-pantalla-2015-02-24-a-las-15.19.19

En previsión de que este género podría no ser del gusto de todo el mundo, Koei Tecmo decidió crear sagas derivadas de Sangokushi que fuesen menos densas y pudiesen llegar a más audiencia, siendo el origen de Sangoku Musou, el cual conocimos por estos lares como Dynasty Warriors, un videojuego de lucha 1 vs 1 con ciertas semejanzas a Soul Calibur y un esquema de control difícil de dominar. Lanzado en 1997, cuenta con 16 personajes divididos en 4 por cada una las facciones de los Tres Reinos (Shu Han, Wei y Yu) y otros 4 personajes extra, entre ellos, Nobunaga, un general japonés que también cuenta con gran importancia para Koei Tecmo, apareciendo en la saga Nobunaga´s Ambition y en Samurai Warriors, otras licencias de la compañía.

Sin embargo, a pesar de la calidad de aquel juego, quedó como anécdota dentro de la franquicia, que cambió completamente de registro con la llegada de Shin Sangoku Musou que, para aprovechar la popularidad de aquel primer juego, también adoptó la nomenclatura “Dynasty Warriors” en occidente. Esto provocó que lo que nosotros llamamos Dynasty Warriors 3 sea conocido allí como Shin Sangoku Musou 2, con un desfase constante. Es la saga más popular de Koei, a pesar de surgir como spin-off de Sangokushi, inspirando por sí misma un sub-género de juegos llamados “musou”.

Se trata de una variante de los hack´n slash donde combatimos innumerables enemigos en territorios a conquistar, simulando la escala de conflictos bélicos de una forma bastante acertada, aún a costa de una jugabilidad algo repetitiva y problemas de rendimiento. A pesar de ser acusados de ser irregulares y simples por muchos críticos y jugadores, lo cierto es que la franquicia ha vendido más de 18 millones de unidades, y siempre logra ofrecer un nivel notable, un grado de profundidad y contenidos considerables, y una propuesta arcade muy divertida. En ellos, debemos comandar una serie de generales de los Tres Reinos en escenarios que representan batallas históricas de este periodo.

Dynasty-Warriors-8

Cada juego adopta un modelo distinto para ello. Las entregas 2, 3, 5 y 6 cuentan con modos historia para cada personaje, siendo en el 5 bastante detallados, interviniendo estos solo en lo que protagonizaron históricamente. Por su parte, la cuarta, séptima y octava entrega cuentan con un modo historia para cada reino, alternando entre distintos generales. Por ejemplo, en DW8 podremos escoger librar cada batalla con distintos generales que intervienen en ella, variando ligeramente el contenido y objetivos del escenario, además de la forma de controlar a cada uno de ellos.

Cuentan con versiones Xtreme Legends, que añaden contenido (personajes, equipos, armas, modos extra…), y otras denominadas Empires, que incorporan variables de juego de estrategia mezcladas con el concepto musou (en mucha menor medida que Sangokushi). Actualmente, Dynasty Warriors 8 (Shin Sangoku Musou 7) es la última entrega de la franquicia, y destaca especialmente por la riqueza y abundancia de su contenido, contando con muchísimos personajes jugables (diferenciados en cierta medida) y modos de extensiva duración.

Es una franquicia que, por sí misma, ha tenido spin-offs, como las versiones portátiles de GBA o PSP, o el exclusivo Dynasty Warriors Next de PSVita. En cuanto a sus personajes, se inspiran en las figuras históricas, pero aportando un toque personal y una interpretación propia de sus desarrolladores, Omega Force, que puede alejarse de la realidad. Hay 83 en Dynasty Warriors 8 Empires, algunos de ellos contando con poderes sobrenaturales (lo cual nunca ocurre en la novela) o tomando parte en batallas en las que jamás participaron (lo cual es especialmente notorio en la parte femenina del elenco).

Destaca también el videojuego Dynasty Tactics, que toma un modelo S-RPG con el mismo escenario de los Tres Reinos y contó con dos entregas para PS2. Contamos con escenarios cuadriculados donde podremos dirigir una serie de unidades, cuyo movimiento se ve limitado por las casillas del terreno. Cuenta con las “tácticas” como principal elemento diferenciador respecto a otros S-RPG, y dependen del nivel del general y la disposición de las unidades. Podremos ver la historia desde los puntos de vista de varios generales, como Cao Cao o Lu Bu.

1403914122-26

Del concepto musou, Koei Tecmo también decidió explorar la historia militar japonesa con la subsaga Sengoku Musou (Samurai Warriors) de prestaciones y planteamiento similar a Dynasty Warriors. Ambas tienen su punto en común en el crossover Warriors Orochi, que cuenta con 3 entregas a sus espaldas y reúne las figuras históricas chinas y japonesas de un modo muy acertado. Jugablemente existen diferencias entre ellos. En algunos, por ejemplo, formamos equipo, o podemos crear a nuestro propio personaje. Orochi combina las bondades de ambos, ofreciendo así una triple alternativa a los aficionados del género, con ambientaciones y personajes diferentes.

Aunque pueda parecerlo, Koei no solo ha explorado el Romance de los Tres Reinos en Sangokushi y sus spin-offs, sino que también se ha aproximado a la obra desde otras sagas independientes, concretamente dos. Por un lado, Eiketsuden, cuyas entregas 1, 2 y 5 toman de referencia la obra, y por el otro, Kessen 2. En el caso de la primera saga, no es históricamente precisa, únicamente toma el marco para presentar la historia individual de un personaje con una jugabilidad muy similar a la de Fire Emblem.

El primer juego sigue la historia de Liu Bei, y el segundo, de Zhuge Liang, mientras que el quinto toma de referencia a Cao Cao, donde podemos seguir su historia normal, o cambiar el enfoque de sus conquistas. Todos los juegos ofrecen una rica trama y una amplia capacidad de gestión de unidades previa al combate, contando con la posibilidad de tener diferentes finales de acuerdo a nuestras acciones, estadísticas o desempeño en los combates. Fueron lanzados en PC y en sistemas como SNES o PSX.

ps2_1007

Respecto a Kessen 2, es una versión muy fantástica y alterada de la historia de los Tres Reinos, siendo un videojuego de estrategia de gestión táctica, donde planificamos y presenciamos grandes combates históricos, pudiendo corregir en función del resultado. El elemento sobrenatural lo aporta la presencia de hechiceras (algunas de ellas muy importantes en la trama) y poderes como invocar inundaciones, relámpagos y dragones. Vio la luz en Playstation 2 en el año 2001 y fue moderadamente bien recibido.

Por último, no quiero olvidar el último juego de Koei Tecmo inspirado en esta licencia,Legend of Cao Cao. Relativamente desconocido (salió en 1998 y jamás fue adaptado a un idioma comprensible en occidente), fue traducido por fans desde el original chino hace no mucho tiempo, y narra la campaña contra Dong Zhou. Es un S-RPG en dos dimensiones del tipo de Fire Emblem, con unos sprites de considerable calidad, y cuenta con una entusiasta comunidad en China que diseña mods y alteraciones para el videojuego, perteneciente a una franquicia mayor y abandonada de Koei (Legends).

Los otros Tres Reinos: Juegos más allá de Koei Tecmo

39764_front

Aunque Koei Tecmo es la compañía que más ha aprovechado la ambientación del Romance de los Tres Reinos en sus videojuegos, siendo no solamente su principal sustento, sino el eje sobre el que surgieron muchas de sus otras licencias, no es ni mucho menos la única que ha tomado la obra de Lun Guanzhong como marco para sus historias y ambientaciones. En esta sección podemos encontrar un poco de todo, pero sin duda, se debe empezar por otra de las grandes compañías japonesas, que ya tuvo su pequeño espacio en el artículo de Viaje al Oeste.

Estoy hablando de Capcom, con su semi-desconocida franquicia Tenchi o Kurau, basada a su vez en el manga Tenchi wo Kurau de Hiroshi Motomiya, publicado en 7 tomos entre 1983 y 1984, originario de la Weekly Shonen Jump. Liu Bei es el protagonista, que deberá afrontar la conquista de los Tres Reinos tras un encuentro divino, apoyado en Guan Yu y Zhang Fei para esta tarea, en una libre interpretación de la obra con cierta coherencia histórica. De los juegos de esta saga solo recibimos uno, bajo el título deDestiny of an Emperor, lanzado en 1990 para la NES en Norteamérica.

250px-Destiny_of_an_Emperor_Cover

Nos encontramos ante un videojuego que se inspira en el sistema de combate ATB de Final Fantasy, con la particularidad de contar con hasta un total de 150 personajes jugables, debido a que podremos reclutar a generales enemigos que derrotemos en encuentros aleatorios, si bien solo podemos tener un equipo de 70 a la vez, y no todos cuentan con la misma capacidad ofensiva. Contamos en combate con 5 luchadores, uno de reserva, y otro que funciona como “táctico de soporte”. Podremos dar órdenes a cada unidad y establecer tácticas, o permitir que la IA controle todo por su cuenta.

Contando con un mundo abierto y una configuración de exploración muy similar a los Dragon Quest de la época, Destiny of an Emperor pasó desapercibido, lo que hizo que su secuela, Tenchi o Kurau II, jamás saliese de Japón. Toma muchos elementos del original, como su sistema de combate, haciendo ajustes como eliminar el sistema de raciones (que limita la exploración) o cambios menores en el inventario para hacerlo más accesible. También es algo más lineal, especialmente en sus etapas iniciales, y se basa en la lucha de Liu Bei contra Yuan Shu.

Dynasty_Wars_-_1989_-_Capcom

Aunque la segunda parte no llegó, si lo hicieron dos spin-offs del juego original, ambos en recreativas. Por un lado, tenemos Dynasty Wars, un beat´em up de 1989 que toma la lucha del reino de Shu contra los rebeldes del turbante amarillo, en un total de 8 niveles que toman escenarios del manga, a su vez inspirados en el Romance. Cuenta con modalidad cooperativa y un sistema de combate de 3 botones. Fue porteado a plataformas como ZX Spectrum, Amstrad CPC o Commodore 64. En consolas solo vio la luz en la plataforma PC Engine en formato CD.

Dicho juego tuvo una secuela, llamada Warriors of Fate, lanzada en 1992 para recreativas, Saturn y PSX. Cuenta con 9 niveles donde tendremos que rendir cuenta de toda una serie de soldados hasta llegar a uno de los generales del reino Wei. Liu Bei no es jugable, pero si los llamados “Cinco Generales Tigre” entre los que se encuentra Guan Yu. Los enemigos, entre otros, son Zhang Liao y Lu Bu. Podemos recoger varias armas en el escenario, o incluso montar brevemente un caballo y arrasar con el escenario. Como curiosidad, en su adaptación occidental se perdieron todas las referencias al Romance de los Tres Reinos, sustituido por una temática asiática indeterminada.

Una obra del calado y la densidad de la que tenemos entre manos es la oportunidad perfecta para explorar el terreno visual novel en busca de adaptaciones de calidad. Lo cierto es que existe una, con una premisa bastante curiosa. Su nombre es Koihime Musou, desarrollado por BaseSon, y tiene la particularidad de que todos los personajes de la historia han sido reconvertidos en mujeres. Nosotros controlaremos a un personaje que viajará en el tiempo a la época de los Tres Reinos, y tendrá que lidiar con el conflicto…a la vez que explora el romanticismo con las chicas.

shin_koihime_musou1

Aunque es principalmente una visual novel, tiene ciertos tintes de estrategia y, como viene siendo habitual en el género, ofrece muchas alternativas argumentales. Se basa en una versión muy libre de la historia (además de la reconversión de personajes en chicas), puesto que los personajes están en Tres Reinos leales a la dinastía Han (lo cual, si vemos la historia oficial, es muy lejos de la realidad) y la amenaza es una guerra civil. Ha tenido adaptaciones incluso a anime, por lo original del concepto, y una versión para PS2 en 2008 (el original es de PC, en 2007).

Koihime Muso tuvo dos versiones más, cuyos títulos parodian los de los Dynasty Warriors en japonés: Shin Koihime Muso, y Shin Koihime Muso Moe Shoden, ambos ampliando la historia original en gran medida. Un spin-off de este juego, Koihime Enbu, saldrá pronto en PS3 y PS4, en esta ocasión encuadrado en el género de la lucha 1vs1.  Saldrá este mismo mes, y contará con 13 personajes jugables y 7 ayudantes, suponemos que inspirado en los eventos del juego o del anime que se derivó de él.

Sin salirnos del género de lucha, fueron publicados dos videojuegos por parte de la compañía Panda Entertainment, llamados Sango Fighter y Sango Fighter 2, para MS-DOS o PC-98 (¡incluso fue lanzada una versión pirata no licenciada en Master System!), se basa en Street Fighter y Samurai Shodown, pero se ambienta en los hechos reales del Romance de los Tres Reinos, destacando especialmente por sus buenos gráficos, teniendo en cuenta que salió en 1993. La secuela añade 5 personajes a los 12 originales y un modo conquista, donde debemos pelear por el territorio. Desde 2009, ambos juegos son freeware, y además se tradujeron al inglés y vieron sus mecánicas retocadas.

gfs_80531_2_1

Si volvemos a las recreativas, encontramos los Tres Reinos como una de las fases del videojuego de ADK Ninja Commando, lanzado posteriormente en Neo Geo y en Wiiware. También toma este marco la trilogía Knights of Valour de International Games System, donde combatiremos empleando hasta 5 personajes distintos en una adaptación del Romance de los Tres Reinos muy libre, con poderes sobrenaturales y situaciones fantásticas. Tuvo una gran cantidad de ediciones en sus tres entregas, incluyendo una HD de la tercera en 2012 o una nueva programada para este año.

La compañía UserJoy Technology cuenta con una saga de 4 entregas, llamada Fantasia Sango, que utiliza de marco los Tres Reinos para narrar una historia que combina la trama original con elementos sobrenaturales típicos del folklore chino, además de una OST con aires muy orientales. Son RPGs de turnos de estética bastante anime, siendo las últimas entregas en 3D. No hay muchos detalles sobre ellos, aunque cuentan con fan-traducciones y se considera cerrada con su última entrega, lanzada en 2008. Por lo poco que se puede encontrar de él, parece contar con amplio desarrollo de personajes y un apartado artístico muy sólido.

Level 5 no solo se ha involucrado con los Tres Reinos cediendo su franquicia Yo-Kai Watch a Koei, sino que también han explorado una interpretación de esta historia en su franquicia de fútbol Inazuma Eleven, en concreto, en la quinta entrega, Chrono Stones, en la cual debemos viajar en el tiempo para salvar la erradicación del fútbol, obteniendo el poder de grandes personalidades históricas. La correspondiente a la obra que nos interesa nos traslada a la etapa de la lucha de Liu Bei, el cual busca aliarse con Zhuge Liang para conquistar China. En el juego se dan ciertas pinceladas sobre esta etapa de China, pero no entran en profundidad.

424313-throne_010

Aunque Sangokushi sea la reina de la estrategia en lo referente a los Tres Reinos, otras compañías han intentado seguir la estela de Koei Tecmo siguiendo la misma pauta y ambientación, sin llegar a su notoriedad. Dragon Throne: Battle of Red Cliffs (PC, Object, 2002) se basa directamente en la batalla donde Cao Cao perdió su capacidad de conquistar el sur de China. Three Kingdoms: Fate of The Dragon, lanzado en 2001 y con secuela en 2004, imitando el estilo de Age of Empires y contando con hasta 3 campañas. Genyu Sangokushi también se emplaza en este género, lanzado en Japón en 1991 para NEC-PC, por parte de Enix, creadores de Dragon Quest.

También debemos destacar aquí la saga Tenbu de Wolf Team, la cual cuenta con hasta 6 versiones entre 1991 y 1993, lanzado en SNES y Mega CD, y el videojuego Sango 2, que ha sido fantraducido del chino simplificado al inglés, y también se enmarca en el género de la estrategia. Si nos movemos al sub-género estratégico de las cartas coleccionables, Sega se atrevió con los Tres Reinos en el videojuego Sangokushi Taisen, lanzado en recreativas, PC, y Nintendo DS en 2005, mezclando cartas coleccionables reales con una jugabilidad virtual.

sangoTCG-starterHAN

Tiene un gameplay bastante interesante, donde debemos utilizar cartas basadas en la novela para conquistar al enemigo con nuestros generales, eliminando a los suyos hasta llegar al castillo, protegiendo a la vez el nuestro. Existe un sistema de orbes que determina la capacidad de las unidades, así como tácticas, habilidades especiales y diversos tipos de unidades, así como un complejo sistema de símbolos que decide los enfrentamientos entre los generales. Su más reciente versión, 1615, ha sido lanzada este mismo año.

Por supuesto, el terreno del MMORPG no podía quedar de lado, contando con al menos 3 alternativas destacables. Por un lado, contamos con una expansión del relativamente conocido juego Atlantica Online, conocida como “Three Kingdoms”. Se trata de un videojuego SPRG por turnos con entornos completamente 3D. Es publicado por la compañía Nexon y llegó a España en 2010, siendo su principal característica ambientarse en múltiples entornos reales sobre los que construye su variedad jugable. Los Tres Reinos, como vemos, es uno de ellos.

heroes-of-three-kingdoms-wallpapers_26925_1920x1080

Otro MMO a destacar es Heroes of the Three Kingdoms de Perfect World Entertainment, lanzado en occidente en el año 2010, cerrando sus servidores en 2011. Tiene los elementos típicos de un MMO de farmeo tipo World of Warcraft, con dos razas (Yan y Miao) y múltiples clases de personaje. Como vemos, fue poco exitoso, ya que el terreno MMO tiene mucha masificación de propuestas y solo concentración en unas pocas, haciendo que ni siendo F2P (como el caso de este) esté garantizado el éxito.

Por último tenemos el MMO Three Kingdoms Online, un juego de navegador lanzado en 2009 por Koramgame. Es un juego de gestión de terreno, debiendo producir X tipos de recursos para crear Y estructuras, y poder así pelear contra otros jugadores. Cuenta con un variado sistema de Quest diarias o por facciones, todo ambientado en el Romance. Esta clase de juegos proliferaron mucho en webs hace unos años, y encontraron un nuevo renacer en los dispositivos móviles, que tratamos ahora y cierran la sección.

Una búsqueda rápida respecto a los Tres Reinos en la Play Store de Android nos da una cantidad considerable de resultados, con al menos 10-15 juegos basados en la licencia, de los cuales quiero destacar los siguientes: Three Kingdoms de RenRenGames, un juego de gestión que cuenta con hasta 170 personajes, o Pocket Three Kingdoms de Xiao Junyun, con una estética bastante anime con la premisa de convertir a los personajes de la historia en mujeres, pero con una jugabilidad ATB similar a la de Brave Frontier.

unnamed

También destacan en cierta medida Clash of the Three Kingdoms de Heyshell, mezcla de gestión con combates de cartas, de estrategia por turnos con unos gráficos muy decentes y Tarjeta de los Tres Reinos de Manastone, un videojuego TCG basado en la licencia, siendo lo más cercano a Sangokushi Taisen que tenemos en occidente con una jugabilidad rápida, directa y casi automática (siendo clave gestión previa de las cartas).

Existe también un otome de simulación de citas, llamado My Romantic Three Kingdoms, una especie de Risk llamado Three Kingdoms Conqueror, un juego de cartas con imágenes sugerentes de modelos chinas llamado Queen of Three Kingdoms, e incluso un póker temático llamado Three Kingdoms 13 Poker, donde resolveremos el conflicto en unos Tres Reinos de estética chibi utilizando este conocido juego de cartas. En definitiva, podemos observar que si hay algo que no falta en el empleo de los Tres Reinos en los videojuegos, es variedad, si bien no existe demasiada originalidad en lo referente al mercado móvil, siendo la mayoría adaptaciones de jugabilidad que funciona en otros productos del segmento.

Lejos del Mando: Los Tres Reinos en otros medios artísticos

3kingdom3

Para terminar este pequeño repaso a los Tres Reinos, no puedo dejar sin mencionar toda una serie de manifestaciones en otros medios artísticos alejados de los videojuegos, principalmente para ilustrar la relevancia que tiene la novela de Lun Guanzhong y lo influyente que ha resultado para inspirar a personas en todo el mundo y en una amplia variedad de medios, pasando del cine a la literatura.

En el terreno de las novelas, tenemos la obra The Tale of the Destruction of Shu de Li Bo, que ilustra de una forma extensa, dramática e incluso poética la caída del reino de Shu, protagonizada por Jiang Wei, Deng Ai y Zhong Hui. Una adaptación al castellano no oficial, a cargo de Ricardo Cebrián, está actualmente a disposición de todo aquel que la quiera leer en Amazon, dividiendo la obra en 5 volúmenes de reducido tamaño.

La versión en inglés fue traducida por Brewitt Taylor y existen 2 volúmenes que juntos forman una obra de casi 1800 páginas. Hay también otra edición ilustrada, en 3 volúmenes, del mismo autor. La edición Kindle en inglés, por ejemplo, tiene 2553, lo cual es un buen indicativo de la extensión que tiene la obra realmente. No existe una adaptación totalmente fidedigna al castellano, lo cual considero una lástima.

YAqGtJv

En el campo del Manhua (palabra empleada para designar al equivalente chino del manga) tenemos una gran cantidad de obras, destacando por encima de todas Three Kingdomsde Lee Chin Ching o The Ravages of Time de Chan Mou, teniendo esta segunda un estilo artístico oscuro y una capacidad increíble para dramatizar la obra más aún. Otras obras de este segmento del comic son Sanguo Yanyi, Sanguo Shenbing, Jiaqingqu, Shuyun Canglong Ji o Wuba Sanguo.

Si nos vamos a Japón, los Tres Reinos también han influido enormemente en sus creativos. En el manga, destacan obras como Ikki Tousen, ligeramente inspirada en los Tres Reinos, Tenchi o Kurau (que inspiró 4 juegos de Capcom ya citados) o Qwan de Aki Kimizu. También encontramos otras como Ryūrōden, Sangokushi (que tiene adaptación en anime, Yawaraka Sangokushi Tsukisase!! Ryofuko-chan), Sōten Kōro o Dragon Sister!

Hay varias películas que también se han inspirado en los Tres Reinos, destacando Red Cliff del afamado director John Woo, la cual proyecta una versión épica y extensa de los eventos reales de la batalla de los acantilados rojos, dividida en dos partes lanzadas en 2008. Otra gran batalla es mostrada en la película de 1905 The Battle of Dingjunshan,siendo además la primera película china de la historia, destruyéndose su guion en un incendio en los años 40. Otras obras a destacar son The Witty Sorcerer, Diao Chan, The Lost Bladesman y The Assasins.

56

En el campo del anime, vuelve a aparecer Ikki Tousen, con 5 temporadas, como referencia más exitosa a pesar de no ser una adaptación fiel de los Tres Reinos. SD Gundam Sangokuden Brave Battle Warriors pone la nota curiosa, al mezclar una etapa tan temprana de la historia con los robots mecha que son institución en Japón. Hay dos llamadas Sangokushi, destacando la de Toei Animation, compuesta por 3 OVA publicadas entre 1987 y 1991. Por último, Yokoyama Mitsuteru Sangokushi se ambienta en lo que ocurrió justo después de los acantilados rojos.

Series de acción real hay bastantes, y la mayoría proceden de China, siendo Cao Cao(2014) la más reciente, pretendiendo ser más cercana a la figura histórica en lugar de mostrarle como un villano, lo cual es habitual en todos los medios (en parte por su actitud negativa en la novela, mostrado como un conquistador inmisericorde).  Three Kingdomstambién es destacable, relativamente longeva, y fácil de visionar en Youtube.

3d31b560b59b10c234699149aa280d32fec433b8

El toque curioso está en K.O.3an Guo, que ambienta los Tres Reinos en una escuela con idols. Three Kingdoms RPG tiene un setting similar a Koihime Muso, ya que el protagonista viaja en el tiempo hasta los Tres Reinos, pero debido a su adicción a un juego (y sin reconvertir en chicas a los personajes). Podemos mencionar también otras, como The Legend of Guan Gong, Where the Legend Begins, The Legendary Prime Minister – Zhuge Liang (con romances ficticios), Sanguo Yingxiong Zhuan Zhi Guan Gong o God of River Lok.

Por supuesto, los Tres Reinos han tenido una amplia representación en el mundo de la pintura, innumerables como para poder ilustrarlas aquí. También salió un álbum de música en 2007, donde tomaron parte varios artistas para trasladar a melodías las epopeyas de la novela, teniendo un aire muy épico y cinemático. Existe también un single de estos eventos, Three Kingdoms, en el CD homónimo de Grossman y Renbourn. Y por supuesto, también existe representación en forma de múltiples figuras, esculturas, ropajes temáticos, e incluso cartas (ya que una de las expansiones de Magic The Gathering,Portal, cuenta con esta ambientación).

Conclusión

Three_Kingdoms-Romance_of_The_Three_Kingdoms_XII

Tal y como dije en el artículo de Viaje al Oeste, pretendía ilustrar con el texto en mayor o menor medida la gran importancia que tienen estas obras referenciales, no solo para la cultura china, sino para todo aquel amante de la buena literatura. Infinidad de creadores de todo medio inimaginable se han visto de un modo u otro influenciados por los Tres Reinos, capaces no solo de trascender en términos narrativos, sino de imbricarse de forma férrea en la cultura de todo un pueblo. Y si ese ya es de por sí un logro titánico, se ha mostrado capaz de permanecer y adaptarse a miles de contextos y ambientaciones distintas.

Ya seas un fan de los musou de Koei Tecmo, o hayas tenido oportunidad de disfrutar alguna de las joyas ocultas basadas en esta cruenta etapa de China, espero que el artículo sirva de estímulo para ahondar un poco más en este universo y, ¿quién sabe?, quizá anime a alguien a hacerle justicia en castellano a esta obra (lo cual, por suerte, si ocurrió con Viaje al Oeste) y el lector en español pueda sumergirse en sus intrigas políticas, sus combates, y sus grandes personajes. Y es que si es capaz de transformar e inspirar la cultura de todo un pueblo y pervivir siglos después, está claro que merece la pena.

Gracias por tu tiempo, y por leer este artículo. Espero volver a tener la oportunidad de colaborar con Otakufreaks en un futuro. Agradezco especialmente a su autor, Roy, las facilidades y referencias que me ha dado y han logrado que la redacción de este artículo sea mucho más fácil.

Un saludo.

Anuncios

Acerca de adx94

19. Estudiante de 2° de psicología en la UAL. Autor de la novela Memorias de un Oscuro Deseo y el blog Hobbie Street. Moderador de @MeriStation Ver todas las entradas de adx94

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: